Liderada por Juan Martín Del Potro, Argentina porta credenciales de favorita para doblegar en su territorio al novato Kazajistán en la serie por los cuartos de final de la Copa Davis que se jugará a partir del jueves.

Juan Mónaco y Andrey Golubev abrirán el juego en la cancha sobre arcilla en el estadio Parque Roca, en el sur de la capital. En segundo turno se medirán Del Potro y Mijaíl Kukushkin.

La serie se jugará entre jueves y sábado y no entre viernes y domingo como es la tradición debido a que ese día se vota para alcalde de Buenos Aires.

Casi tres años después de su último partido en Argentina, Del Potro llevará la carga de la serie ante la ausencia de David Nalbandian (21 del escalafón mundial), quien se bajó del compromiso a causa de una molestia en el aductor derecho.

"Extrañaba la Davis. Estoy contento de estar acá otra vez, disfrutando de trabajar en equipo y de vivir una semana de Copa", destacó 'Delpo', que jugó por última vez en su tierra en la fallida final de la Davis ante España en 2008. Y de visitante no lo hace desde 2009.

Más allá de la baja de Nalbandian, el equipo argentino es el que tiene la obligación de ganar el duelo. Subcampeones en 1981, 2006 y 2008, los albicelestes disputarán por décimo año consecutivo los cuartos de final, algo inédito en la historia de la Davis, luego de vencer a Rumania en marzo.

Kazajistán, en cambio, llegó a esta instancia por primera vez tras sorprender de visitante a República Checa.

"Hay que estar atentos y ser cautelosos", advirtió Del Potro, quien protagonizó este año un meteórico ascenso en el ranking de ATP tras una larga ausencia a causa de una operación en la muñeca. Actualmente figura 19no.

"Si pudieron ganar de visitantes, en Ostrava, acá pueden ser peligrosos. Si ya dieron una sorpresa, trataremos de que no vuelva a pasar en nuestro país", dijo.

Este es el primer choque entre ambos equipos por la Davis, aunque en mayo Argentina — con Mónaco y Chela — se impuso 3-0 en la Copa del Mundo de Duesseldorf.

Pero el capitán argentino Modesto Vázquez resaltó que aquel triunfo "no es comparativo" con la Davis. "Si bien es cierto que Argentina tiene un equipo fuerte, no hay que subestimar a ningún rival".

Los kazajos comenzaron a entrenarse en Buenos Aires con varios días de anticipación a sus rivales locales y cuentan con el asesoramiento del argentino Gabriel Markus, entrenador de Evgeny Korolev.

"Claro que tenemos posibilidades de ganar y trataremos de aprovecharlas", se ilusionó el capitán Yegor Shaldunov.

El vencedor de esta serie jugará en semifinales ante el último campeón Serbia o Suecia. Por la otra llave de cuartos, Estados Unidos recibirá a España y Alemania a Francia.