La Armada colombiana rectificó el miércoles que la información inicial sobre un decomiso de 12 toneladas de cocaína en mayo con rumbo a México estaba errada: fueron sólo 16 kilos, según confirmó la Fiscalía.

La confusión, que es investigada por la propia Armada y la Fiscalía, se originó porque en el hallazgo de droga realizado el 23 de mayo, se realizó dentro de un contenedor con más de 33.000 paquetes de panela (azucar mascabado) para consumo animal.

Los agentes antidrogas y de la Fiscalía al parecer asumieron que todos contenían cocaína y así estimaron las toneladas que representaba el decomiso, explicó el almirante Alvaro Echandía, comandante de la Armada colombiana.

El almirante aclaró que en aquella fecha advirtieron que se requería esperar el resultado final de la Fiscalía, que demoró más de un mes en analizar los paquetes, para poder cuantificar con precisión el alijo.

La Fiscalía culminó ese análisis en la víspera y determinó que solo había 16 kilos de droga, aseguró el oficial al hablar con reporteros en su despacho.

"De todas maneras 16 kilos de cocaína no es una cantidad despreciable, son muchas dosis de cocaína que podría estar en los Estados Unidos, pero como les dije inicialmente pensábamos que era mucho más", añadió.

El cargamento de paquetes de panela, que llevaba como destino el puerto mexicano de Varacruz, fue descubierto en un chequeo rutinario de seguridad de contenedores en el puerto de Cartagena, balneario en el Caribe colombiano y a unos 650 kilómetros al norte de Bogotá, según informó entonces la Armada en un comunicado.

En mayo del 2007 el entonces ministro de Defensa y actual presidente Juan Manuel Santos dijo que las autoridades se habían incautado de 25 toneladas de cocaína en el departamento de Nariño, al suroeste del país. Pocos días después, el funcionario aclaró que eran 13 toneladas y que fueron encontradas en el departamento de Chocó, en el noroeste colombiano.