Policías afganos que investigaban un avión que se estrelló mientras transportaba equipos para la fuerzas armadas estadounidenses en el oriente de Afganistán fueron atacados el miércoles por extremistas cuando descendían de una montaña después de encontrar que ninguno de los nueve tripulantes sobrevivieron, informó un funcionario.

Un avión Ilyushin-76 de diseño ruso estalló en llamas después de chocar con la cima de una montaña remota el martes por la noche, alrededor de las 23.00 horas locales.

No había actividades de insurgentes en la área cuando se estrelló el avión, dijo el mayor británico Tim James, vocero de la coalición militar encabezada por Estados Unidos.

El avión, que pertenecía a una compañía de Azerbaiyán, Silk Way, despegó de Bakú, la capital azerbaiyana, dijo un funcionario del aeropuerto de Kabul, Yaqub Rasoliob. El subdirector de Silk Way, Adil Katsymov, había dicho que se desconocía la suerte de los tripulantes pero la Policía afgana dijo que todos murieron.

Anar Aghayev, segundo jefe de la misión diplomática azerbaiyana en Pakistán, dijo que cuatro de los tripulantes eran de su país, tres de Uzbekistán y dos eran rusos.

No había estadounidenses a bordo, de acuerdo con el mayor del ejército James Lowe, portavoz del Comando de Transporte en la base aérea de Scott, en Illinois. Lowe dijo que en la carga había equipo pesado y describió el vuelo como un embarque usual a la base aérea de Bagram.

El jefe de la Policía provincial, el general Sher Ahmad Maladani, encabezó un convoy de 150 oficiales que viajó al sitio para investigar el accidente y encontró piezas del avión esparcidas en una zona grande.

"Todos buscamos cuerpos. No pudimos encontrar ni un dedo ... básicamente todos los tripulantes han muerto", dijo.

Las fuerzas de la OTAN y del gobierno afgano utilizan con frecuencia aviones para transportar y equipar a las tropas porque el terreno es montañoso, las carreteras son pocas y difíciles y la seguridad es mala.

Los policías caminaron durante más de tres horas y fueron atacados por el Talibán cuando regresaban, provocando un tiroteo. No hubo muertos, pero la Policía arrestó luego a 13 sospechosos en un poblado cercano, dijo Maladani.

___

La periodista de The Associated Press Aida Sultanova en Bakú contribuyó a este despacho.