Las ventas de vehículos en el mercado brasileño en el primer semestre del año alcanzaron el récord de 1,74 millones de unidades, con un crecimiento del 10,0 % frente al mismo período de 2010 (1,58 millones), informó hoy la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores.

De acuerdo con el balance divulgado por la patronal de los fabricantes, Brasil produjo en el primer semestre 1,71 millones de vehículos, número en un 4,1 % superior al del mismo período de 2010 (1,64 millones).

La cifra incluye automóviles, furgonetas, autobuses y camiones pero excluye del total las unidades producidas totalmente desarmadas para su ensamble en el exterior, que hasta hace dos meses eran tenidas en cuenta en el balance.

Apenas en junio fueron vendidos en el país 304.300 vehículos, con un crecimiento del 15,8 % frente al mismo mes del año pasado y una reducción del 4,5 % en relación a mayo de este año.

En cuanto a la producción, apenas en junio fueron fabricados en el país 295.605 nuevos vehículos, un número en un 2,8 % inferior al de mayo (304.214) pero en un 4,1 % superior al del mismo mes de 2010 (283.967), según la patronal de los fabricantes.

La Asociación calcula que las ventas se elevarán este año hasta el récord de 3,69 millones de unidades, con un crecimiento del cinco por ciento con respecto a 2010 (3,52 millones), y pueden llegar a seis millones en 2020.

Las proyecciones de la entidad indican que la producción en 2011 se elevará hasta 3,42 millones de vehículos.

De acuerdo con la patronal, Brasil exportó en el primer semestre del año 249.940 vehículos, lo que equivale a un aumento del 3,0 % frente a los primeros seis meses del año pasado (242.611).

Las exportaciones semestrales de vehículos, incluyendo tractores y otros vehículos agrícolas, sumaron 7.200 millones de dólares, frente a 5.700 millones de dólares en el mismo período del año pasado.