Un total de 310 personas murieron en Brasil durante el primer semestre de 2011 a consecuencia del dengue, una cifra 44% inferior al mismo período del año anterior.

"Tuvimos un avance en la atención de los pacientes más graves y con riesgo de muerte", dijo el miércoles el secretario de vigilancia en salud del ministerio, Jarbas Barbosa, al presentar los datos en conferencia de prensa.

Datos del ministerio de Salud indicaron que el dengue hemorrágico, la variante más grave y mortal de la enfermedad, cayó 44% a 8.102 casos desde 14.685 en el primer semestre de 2010.

El dengue, que comienza su período de mayor riesgo en marzo, alcanzó carácter de epidemia en los últimos años en Brasil, con 554 muertes en el primer semestre de 2010.

El estado de Rio de Janeiro, que sufrió una mortal epidemia de la enfermedad en 2008, aparece como el que registró más casos de dengue hemorrágico con 3.232 casos.

El total de casos de dengue registrados en Brasil entre enero y junio fue de 715.666, por debajo de los 874.793 en el mismo período de 2010, según el ministerio.