El presidente Evo Morales viajará el jueves a Argentina para asistir al partido entre Bolivia y Costa Rica por la Copa América.

El ministro de Comunicación, Iván Canelas, informó en rueda de prensa el miércoles que una delegación de 150 personas en tres aviones Hércules de la Fuerza Aérea Bolivia (FAB) se adelantaron a Morales para respaldar a la selección boliviana.

La delegación está conformada por 80 miembros de un grupo folclórico que baila la Diablada y 60 músicos.

Canelas explicó que el viaje de Morales se debe al pedido de los jugadores de Bolivia y de autoridades argentinas y bolivianas que están en la ciudad de San Salvador de Jujuy.

Morales, un reconocido hincha del fútbol, también estuvo la semana pasada en el estadio de La Plata en el que Bolivia debutó con un empate 1-1 con Argentina.

"Todo este movimiento es para apoyar a nuestra selección que hasta el momento ha hecho un papel importante", señaló el ministro.

El empate de Bolivia ante Argentina generó grandes expectativas a nivel nacional que se reflejaron en las calles.

Incluso en una publicidad en pleno centro de La Paz se vio una gigantesca foto del defensor boliviano Ronald Raldés encarando al astro argentino, Lionel Messi.