Bolivia, agrandado por su empate ante Argentina en su debut y jugando casi como local, irá el jueves por una victoria ante Costa Rica que le permitiría colocar un pie en la segunda ronda de la Copa América.

Bolivia le empató 1-1 a Argentina en el choque inaugural del torneo y un triunfo lo dejaría con cuatro puntos, firmemente en la pelea por la clasificación en un grupo que supuestamente debía ser dominado por argentinos y colombianos.

Cuatro puntos probablemente alcancen para avanzar aunque sea como uno de los mejores terceros puestos.

Costa Rica, integrado mayormente por jugadores sub23 sin experiencia internacional, cayó 1-0 ante Colombia jugando más de una hora con un hombre menos y demostró que "tiene suficientes fundamentos como para complicar a cualquiera", según el técnico de Bolivia Gustavo Quinteros.

"Nos jugamos la clasificación porque si ganamos nos metemos en la segunda ronda", comentó. "Estos tres puntos son vitales para nosotros".

En la ultima fecha de la primera fase, Bolivia enfrentará a Colombia y los costarricenses a Argentina.

Quinteros dijo que el equipo "tico" combina velocidad, orden, tiene un sólido control defensivo y pasa rápido de ataque a defensa".

Indicó que propondrá un sistema de juego distinto que el empleado ante Argentina. En ese duelo Bolivia se enfocó en la defensa y el contragolpe.

"Hay que darle otro andamiaje al plantel... a diferencia de lo que sucedió con Argentina, nuestra intención es estar más arriba para hacer daño", manifestó.

"Nuestra intención es abrir la cancha y fortalecer el ataque", añadió.

Los volantes Jhasmani Campos y Jaime Robles se quejaron de diversos dolores tras el choque inaugural y ambos trabajaron de manera diferenciada hasta el lunes. Pero el martes se incorporaron en pleno al entrenamiento.

"Los vi muy bien, hasta ahora su presencia en el partido está confirmada", señaló Quinteros.

El defensor boliviano Lorgio Alvarez expresó que el equipo "pasa por un buen momento... Trataremos de jugar bien y ganar".

"Ya hemos pasamos la ansiedad del debut con Argentina, estamos tranquilos", acotó.

Alvarez también destacó que confía que "tendremos el apoyo del público", destacando que juegan en la ciudad de Jujuy, fronteriza con Bolivia y donde, junto a la vecina ciudad de Salta, se concentran la mayor cantidad de bolivianos en Argentina.

"Será como jugar en casa", destacó.

El técnico de Costa Rica Ricardo La Volpe, por su parte, vaticinó que será un partido reñido.

Ante "Colombia jugamos más de una hora con 10 hombres y con todo el partido fue cerrado", dijo La Volpe. "Ahora con 11 contra 11 las cosas van a ser diferentes. Podemos y tenemos que ser un poquito más ofensivos".

En Costa Rica estará ausente el delantero Randall Brenes, quien cumple un partido de suspensión tras su expulsión. Sus posibles sustitutos serán los arietes César Elizondo o Josué Martínez.

El delantero Diego Madrigal, el único internacional del equipo y que juega para el Cerro Porteño de Paraguay, afirmó que saldrán "a proponer el partido, no queda otra oportunidad".

"Bolivia es un duro rival, pero si tenemos la pelota y provocamos opciones vamos a conseguir el resultado que esperamos", dijo. "Ellos quieren ganar, nosotros también, entonces todo va depender de estar atentos, de hacer un bloque y aprovechar las oportunidades".

El partido se disputará a partir de las 19.15 (2115 GMT) en el estadio 23 de agosto de Jujuy.

Probables alineaciones:

BOLIVIA: Carlos Arias, Lorgio Álvarez, Ronald Raldes, Ronald Rivero, Luis Gutiérrez, Edivaldo Rojas, Jaime Robles, Wálter Flores, Jhasmani Campos, Juan Carlos Arce o Alcides Peña y Marcelo Martins.

COSTA RICA: Leonel Moreira, Johnny Acosta, Francisco Calvo, Oscar Duarte, José Salvatierra, Pedro Leal, David Guzmán, Heiner Mora, Diego Madrigal, Josué Martínez o César Elizondo y Joel Cambell.

Arbitro: Carlos Vera, Ecuador.