Esas "leves" molestias en la pierna izquierda impedirán a Tiger Woods participar en un segundo torneo grande consecutivo, el Abierto Británico que arranca la semana próxima.

Woods confirmó el martes que no podrá competir en el certamen debido a que no ha logrado recuperarse del todo de las molestias.

El ex número uno del golf mundial señaló que se le recomendó no jugar la próxima semana en el campo del Royal St. George's.

La decisión, difundida en su cibersitio, no causó sorpresa al considerar que Woods informó la semana pasada que lleva dos meses sin siquiera realizar rondas de práctica.

Woods señaló que no volverá al tour hasta que sienta que su rodilla izquierda y el tendón de Aquiles estén en condiciones plenas. Pero no dio fechas. Esta es la segunda cita grande que se pierde, ya que no pudo acudir al Abierto de Estados Unidos el mes pasado.

"Sólo voy a volver cuando esté al a cien por ciento", dijo Woods. "No me quiero arriesgar a una lesión más grave. Es algo nuevo para mí, pero esta vez quiero más inteligente".

Será la segunda vez en los últimos cuatro años que el astro estadounidense se pierde dos grandes en una temporada. No vio acción en el Abierto Británico y el Campeonato de la PGA de 2008, luego de operarse la rodilla izquierda.

Pero estas lesiones recientes han sido más complicadas de describir.

Woods declaró en mayo que sufrió "lesiones leves" en los ligamentos de la rodilla y en el Aquiles al hacer un golpe desde una posición incómoda en la tercera ronda del 17mo hoyo del Masters de Augusta.

No participó del torneo Wells Fargo Championship y, una semana después, se retiró tras nueve hoyos en el torneo The Players por la lesión.

Woods aseguró la semana pasada que fue un error ir al The Players y que de, haber esperado, ahora mismo ya estuviese compitiendo.

El otro torneo grande pendiente en la temporada es el Campeonato de la PGA, que se disputará en Atlanta entre el 11 y 14 de agosoto.

Jason Dufner reemplazará a Woods en el Abierto Británico. Brendan Jones era el primer suplente, pero el australiano declinó debido a que su esposa está a punto de dar a luz su primer hijo.

Woods ha descendido al puesto 17 del ranking y podría quedar fuera de los 20 primeros tras el Abierto Británico.

Figura en el puesto 116 en la clasificación de la Copa FedEx Cup del tour de la PGA estadounidense, y sólo los primeros 125 se clasifican a los playoffs.

De no reaparecer para el Campeonato de la PGA, no podrá participar en torneos de la gira estadounidense hasta octubre.