El presidente Hugo Chávez estuvo ausente el martes de los actos conmemorativos del bicentenario de la independencia y debido al tratamiento por cáncer que recibe surgieron dudas sobre su posible candidatura a la reelección el próximo año.

Chávez, convaleciente por un cáncer, no acudió al desfile cívico-militar en el Paseo de Los Próceres, que era acto central de la celebración, y sólo saludó a los asistentes al evento a través de un mensaje televisado que fue transmitido desde uno de los salones del palacio presidencial.

"Aquí estoy en recuperación", dijo el mandatario, de 56 años, vestido de traje y acompañado del alto mando militar, desde el salón Simón Bolívar del palacio de Miraflores, al autorizar el inicio del desfile.

El gobernante regresó la víspera de Cuba, donde permaneció desde el 8 de junio y donde fue operado dos veces, la segunda para extirparle un tumor canceroso en la pelvis.

"Aquí vamos, viviremos y venceremos. Ese es el inicio del retorno. No solo es el retorno de Chávez, es el retorno de la patria plena, de la independencia plena... Viviremos y venceremos, el retorno para siempre", afirmó en su discurso.

El discurso del gobernante fue transmitido en cadena de radio y televisión, y la pantalla de la televisión fue partida en dos para mostrar de un lado a Chávez en el palacio, y del otro a un alto oficial que desde un tanque aguardó la autorización presidencial para comenzar el desfile donde fueron exhibidos algunos de los armamentos que Venezuela ha comprado a Rusia y China en los últimos seis años.

Los gobernantes de Uruguay, Paraguay y Bolivia, José Mujica, Fernando Lugo y Evo Morales, asistieron al acto y luego se reunieron Chávez en el palacio presidencial.

"Gracias presidente hermano que sé que pasaste por una situación tan difícil, y gracias por tu presencia no solo física, sino espiritual", dijo Chávez, en una de las puertas del palacio, al despedir a Lugo, de 60 años, quien ha recibido tratamiento para un cáncer linfático que padece desde hace diez meses y que sus portavoces aseguran ya está curado.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, dijo a periodistas que "la reunión fue encantadora", y que Chávez está "muy emocionado y trabajando".

La conmemoración del bicentenario se inició en la Asamblea Nacional con la apertura del arca que contiene la acta de la independencia, en un acto encabezado por el vicepresidente Elías Jaua.

Chávez, quien fue sometido el 20 de junio en Cuba a una operación para eliminar un foco canceroso envió temprano el martes algunos mensajes en su cuenta de Twitter.

Unos 30 venezolanos se reunieron frente a la estatua del prócer Simón Bolívar, en el corazón de Manhattan, en Nueva York, para celebrar el bicentenario de la independencia.

El representante permanente de Venezuela ante Naciones Unidas, Jorge Valero, describió como "histórica" la celebración y dijo que Chávez "está totalmente recuperado".

Pero opositores al gobierno, entre gobernadores, congresistas y líderes de opinión, han señalado que la enfermedad pudiera alejar al presidente de la conducción del país e incluso de la candidatura para los comicios de fines del 2012. Tal posibilidad ha sido rechazada por el oficialismo.

"Las condiciones físicas del presidente son una variable determinante en el futuro inmediato del país", dijo a la AP Rocío San Miguel, directora de la Asociación Civil Control Ciudadano, especializada en temas militares, de seguridad y defensa.

"Los escenarios políticos, económicos, militares y sociales del país son de completa incertidumbre", agregó.

El cáncer del gobernante, que lo sorprendió cuando ya había anunciado su campaña para la elección presidencial, ha desplazado la discusión sobre problemas como la galopante inseguridad, la inflación que es la más alta del continente y las dificultades sobre la recuperación de la economía, especialmente ante un deterioro en el sistema eléctrico.

El país logró crecer el primer trimestre de este año luego de dos años de recesión.

La llamada "revolución socialista" de Chávez, que llegó al poder en 1999, se ha sustentado con los amplios ingresos petroleros del país y ha incluido expropiaciones del sector eléctrico, industrias alimentarias, comercios y edificios.

Pero sus opositores aseguran que su política está lejos de ayudar el país.

El vicepresidente adelantó el lunes que habría una reorganización en el gabinete que coincidiría con el ascenso de los militares y cambio del alto mando militar que se realiza entre junio y julio.

____

La periodista de la AP Claudia Torrens en Nueva York contribuyó a este despacho