Tras su criticada incursión como presentadora de televisión, la top model mexicana Elsa Benítez volverá a la pantalla chica para la segunda temporada de "Mexico's Next Top Model", que asegura refleja la verdadera realidad del competido mundo del modelaje.

"La gente a veces piensa que ser súper modelo es todo súper glamour, todo fiesta y no llegan a ver nunca lo que llega a pasar: las levantadas temprano, los shootings en algún lugar donde no estás cómoda... esa es la realidad", dijo Benítez el martes en rueda de prensa para presentar la segunda temporada del reality televisivo.

"Cuando empecé tenía todas las envidias, se me perdían mis zapatos", rememoró.

Al igual que la versión estadounidense, el programa sigue a 20 chicas que semanalmente se enfrentan a retos que ponen a prueba su capacidad y aptitudes para convertirse en una súper modelo y ganar un contrato con una agencia, un auto y una portada en una revista.

Además de Benítez, y bajo la producción de Pedro Torres, las participantes se enfrentarán a las exigencias del extravagante director de arte Jo Lance, el fotógrafo Allan Fis y los agentes de modelos Oscar Madrazo y Glenda Reyna, quien sobresalió en la primera edición de la emisión por sus fuertes comentarios.

"Realmente lo que pasa ahí pasa en una agencia, pasa en el backstage de un desfile", señaló Reyna sobre la nueva temporada, que se transmitirá por el canal Sony Entertainment Television desde el 9 de agosto.

"(Las modelos) siempre se están perreando, siempre se están fregando, siempre se están criticando, siempre se están minimizando unas a las otras... Esa parte es la realidad de las modelos", apuntó.

"Si a alguien perrearon fue a ella", dijo la llamada "Zarina de las modelos", rememorando los inicios de Benítez, que ha aparecido varias veces en la portada de la edición italiana de la revista Vogue.

La modelo de casi dos metros de altura y que ha sido parte de campañas de firmas como Dolce & Gabbana, Valentino y Oscar de la Renta fue fuertemente criticada por su rigidez frente a las cámaras durante la primera edición del programa en 2009.

"Fue mi primera experiencia como conductora y sí estaba llena de nervios, fue algo totalmente nuevo. Tuve muchas críticas, pero me gusta tomar eso y transformarlo en algo positivo", justificó.

Por ello, "Me estuve preparando mucho, estuve tomando unas clases con (la actriz) Patricia Reyes Spíndola" y eso, dijo, " me da toda la seguridad para poder hacer un buen papel".

En esta ocasión la modelo tendrá una participación más activa y se involucrará más con las participantes.

"Voy a estar involucrada en más retos", detalló, al tiempo que destacó que "Tengo toda la experiencia, he tenido la suerte de trabajar en muchos lugares y con diseñadores, eso es lo más importante: transmitirle mi experiencia y hacerlo como una amiga".

Por su parte Fis, señaló que a diferencia de la versión estadounidense, la versión mexicana del programa sí ha disparado la carrera de la ganadora.

"En Estados Unidos la niña que gana normalmente no repuntaba, no se vuelven grandes modelos allá. Sin embargo aquí, Mariana (Bayón), quien ganó la temporada pasada, se ha vuelto realmente una gran modelo, no ha dejado de trabajar", refirió el fotógrafo sobre Bayón, quien tras su triunfo fue imagen del Mercedes-Benz Fashion México, engalanó una portada de la edición mexicana de la revista Glamour y apareció en un video del cantante Alejandro Fernández.