El Tribunal Electoral boliviano presentó hoy el reglamento de propaganda para las elecciones judiciales de octubre próximo, que criticaron asociaciones de periodistas y expertos por mantener varias limitaciones a la labor de los medios.

El documento ratifica la prohibición que impide a los candidatos hacer campaña y a los medios, "generar espacios" para "calificar o descalificar" a los postulantes, además de difundir encuestas y sondeos de intención de voto previos a las elecciones.

Los aspirantes que incumplan esta disposición serán inhabilitados para los comicios, mientras que los medios infractores no podrán emitir propaganda electoral en los dos procesos electorales siguientes a los del 16 de octubre.

El presidente del órgano electoral, Wilfredo Ovando, dijo en una rueda de prensa que las reglas buscan "hacer respetar la prohibición" de realizar campañas en estos comicios, establecida en la Constitución, y cumplir con la "igualdad de oportunidades" para el acceso equitativo de los candidatos a los medios.

"Los medios pueden realizar su trabajo de información y entrevistas con absoluta libertad. La única limitante es no ingresar en una campaña electoral" y que se cumpla "el principio de igualdad de oportunidades", aseguró Ovando.

El presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz, Pedro Glasinovic, dijo a Efe que el reglamento no cambia los tres artículos de la ley electoral que, según esa y otras organizaciones, "ponen graves trabas a la libertad de expresión en Bolivia".

"El reglamento es mentiroso, habla de que se puede entrevistar libremente a los candidatos, pero el artículo 4 establece los límites (...) La conclusión es que los periodistas solo podrán preguntar sus nombres y dónde han estudiado. No se les puede preguntar ninguna otra cosa", criticó Glasinovic.

Opinó que no solo se está limitando la libertad de expresión de los periodistas, sino también de los candidatos y los electores.

Por su parte, el presidente de la Asociación Boliviana de Radiodifusoras, Raúl Novillo, consideró necesario revisar las nuevas reglas para que no se vulnere la libertad de expresión.

En declaraciones a una radio local, el abogado constitucionalista Carlos Alarcón opinó que las prohibiciones a los medios no buscan que se brinde "un trato igualitario y equitativo" a los postulantes, sino que apuntan a "tapar el origen de estas candidaturas" que, a su juicio, serán todas afines al partido del presidente Evo Morales.

Alertó que las restricciones harán que la gente vote sin la suficiente información respecto a los candidatos.

La inédita elección en las urnas de 56 magistrados será el 16 de octubre, entre una lista de 125 candidatos que elaborará hasta mediados de este mes el Congreso, dominado por el oficialismo.

Opositores han acusado a Morales de querer copar el Poder Judicial en la elección de los máximos magistrados para asegurarse desde 2015 un tercer mandato de forma inconstitucional, lo que niega el oficialismo.