Toyota y las autoridades canadienses anunciaron hoy la inversión de más de 545 millones de dólares estadounidenses en las dos plantas de montaje que el fabricante japonés tiene en los alrededores de Toronto.

El Gobierno federal canadiense invertirá alrededor de 71 millones, la misma cantidad que la provincia de Ontario, donde se asientan las factorías de Cambridge y Woodstock de Toyota.

El resto de la inversión procederá del fabricante japonés.

Los fondos servirán en parte para mejorar el taller de pintura de la planta de Cambridge, lo que permitirá que el fabricante utilice pinturas con base de agua, menos contaminantes que los productos utilizados en la actualidad.

La inversión también servirá para dotar a las dos plantas de montaje de nuevos equipos así como para capacitar a sus empleados.

"El apoyo que hemos recibido tanto del Gobierno federal como del provincial es muy importante porque nos permite dar prioridad a estas iniciativas y nos ayuda a asegurar nuestra producción en Canadá", dijo el presidente de Toyota en Canadá, Ray Tanguay, a través de un comunicado.

El Gobierno de Ontario señaló por su parte que la inversión garantizará 6.500 puestos de trabajo en la provincia.

Toyota fabrica en Canadá los modelos Corolla, Matrix, RAV4 y el Lexus RX 350.

Además de Toyota, General Motors, Ford, Chrysler y Honda cuentan con plantas de montaje de vehículos en Ontario, la única provincia del país que produce vehículos.

Según el Gobierno provincial, Ontario produce más automóviles que cualquier estado en Estados Unidos. Alrededor de 400.000 empleos de Ontario dependen del sector del automóvil. EFE