Cuatro soldados de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) murieron hoy en una explosión y un ataque insurgente registrados en el este del país, informó en un comunicado la organización militar.

Tres de los militares murieron víctimas de la explosión de una bomba caminera, y el otro perdió la vida como consecuencia de un ataque insurgente, afirmó la ISAF en una escueta nota de prensa.

Como es costumbre, la organización no precisó las nacionalidades de los militares fallecidos, a la espera de que sea la autoridad nacional correspondiente la que realice el anuncio.

En el año 2011 han muerto en Afganistán un total de 284 soldados de las tropas internacionales, que cuentan con unos 150.000 desplegados en el país.

Estados Unidos ha anunciado ya el inicio de su retirada del país centroasiático para este mes, en un proceso progresivo cuya conclusión está prevista para el año 2014.