Cinco personas han muerto, entre ellas tres niños, en el incendio desatado esta madrugada en una casa de la localidad de Hoofdorp, en el norte de Holanda, tras registrarse una explosión en la vivienda.

La fachada trasera de la casa, situada en una esquina, quedó derruida a causa de la explosión, según declaraciones de un testigo a la Policía que recoge la agencia holandesa ANP.

Los bomberos pudieron controlar rápidamente el incendio, declarado en torno a las 02.00 hora local (00.00 GMT), y desalojar a los vecinos.

No obstante, no han confirmado aún que la explosión provocara el incendio, ni que los fallecidos fueran miembros de una misma familia.

Ninguna otra persona resultó herida en el suceso.

Según el portal de información Dutch News, éste es el segundo incendio en una casa de Hoofdorp en dos semanas en el que se registran víctimas mortales.