Un avión israelí atacó a milicianos que estaban a punto de lanzar cohetes contra Israel desde Gaza, matando a dos de ellos en el combate más mortífero entre las fronteras en tres meses.

Los militares israelíes responsabilizaron a los gobernantes del grupo Hamas en Gaza, diciendo en un comunicado que los islamistas "no están aplicando una política de control sobre las organizaciones terroristas que operan en la Franja de Gaza".

En un incidente separado, milicianos de Gaza dispararon a un vehículo militar que patrullaba la frontera en el sur de Gaza, lesionando levemente al conductor, señaló el ejército.

Familiares de los hombres muertos dijeron que eran civiles, y los grupos milicianos locales no se atribuyeron ninguna responsabilidad.

Pero los medios de prensa israelíes, citando oficiales militares que pidieron no ser identificados, dijeron que se cree que los atacantes eran miembros de una pequeña facción armada inspirada por al-Qaida. Un sitio en internet de rebeldes con vínculos con la red terrorista mundial señaló que los hombres eran parte de un grupo llamado "Tawhid".

En Gaza han brotado en años reciente varios grupos inspirados por al-Qaida. Consideran a Hamas como demasiado moderado, a pesar de la ideología guerrillera del grupo dirigente. Hamas ha intentado tanto suprimir a los radicales como invitarlo a unírseles.

En los últimos años han muerto cientos de personas en combates a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza. El mayor combate ocurrió en marzo, cuando extremistas lanzaron cohetes y morteros contra Israel, y éste respondió con ataques aéreos.