Roger Federer opinó el martes que lo mejor que le pudo pasar al tenis fue que Novak Djokovic se consagrara campeón en Wimbledon y se convirtiera en número uno del mundo.

El único jugador que lo ha derrotado este año destacó que Djokovic se ganó el primer lugar con la foja de 48-1 que ha compilado durante 2011.

(Djokovic) merece ser el número uno después de un comienzo enorme en la temporada", dijo Federer, quien derrotó al serbio de 24 años en las semifinales del Abierto de Francia. "Cuando un jugador casi pierde, su confianza lo lleva lejos".

Federer, tercero del ranking, dijo que no le causó sorpresa que Djokovic destronara a Rafael Nadal al vencer al español y previo número uno mundial en las cuatro finales que disputaron anteriormente en 2011.

"Ya había mostrado antes de Wimbledon su capacidad de juego en césped", expresó Federer em antesala de la serie de Copa Davis entre Suiza y Portugal. "Es bueno para el tenis lo que ja ocurrido (con el serbio)", agregó.

Aunque la final del domingo generó mucha expectativa, el seis veces campeón de Wimbledon no la presenció en su casa en Suiza.

"Desafortunadamente no pude ver la final, pero con seguridad se disputó a muy alto nivel", apuntó.

Federer fue eliminado en los cuartos de final por el francés Jo-Wilfried Tsonga. Su derrota en cinco sets fue la primera en la que desperdicia una ventaja de dos parciales en un partido de sencillos de Grand Slam y la tercera en su carrera.

La primera ocasión que sufrió una derrota similar fue ante el ex número uno del mundo, Lleyton Hewitt, en las semifinales de la Copa Davis de 2003 contra Australia, la ocasión que Federer estuvo más cerca de levantar el trofeo de esa competición.

Desde entonces, Federer ha ganado todos sus 12 partidos de sencillos en la Davis, la ocasión más reciente en la victoria contra Italia en septiembre de 2009 que ayudó a Suiza a mantenerse en el Grupo Mundial de 16 naciones.

Suiza descendió en 2010 de la elite mundial debido a su derrota ante España y después ante Kazajistán, en series en las que Federer fue criticad por no jugar, algo poco frecuente hacia su persona en su país.

"Si estoy jugando, es una prioridad. Nuestra prioridad es volver al Grupo Mundial", dijo Federer, quien tendrá como compañero de equipo a Stanislas Wawrinka.

Portugal tendrá a Frederico Gil y Rui Machado en los partidos de sencillos.