El gobierno brasileño adoptará nuevas medidas para frenar la revalorización del real, dijo el martes el ministro de Hacienda Guido Mantega, luego que la moneda nacional alcanzara esta semana su mayor cotización ante el dólar en 12 años.

Mantega no dio detalles sobre las medidas que adoptará o el calendario de su puesta en práctica, pero sostuvo que existen mecanismos disponibles para frenar la revaluación del real.

El funcionario habló con los periodistas tras asistir a una conferencia de inversionistas en Londres.

El año pasado, Mantega duplicó el impuesto a las inversiones extranjeras y realizó abultadas compras de dólares estadounidenses para debilitar la divisa brasileña.

El ministro dijo además que la economía va camino de superar el pronóstico del Banco Central de un crecimiento del 4%, una ampliación de medio punto al 4,5%.

Por su parte, el presidente del banco, Alexandre Tombini, advirtió el martes que las empresas brasileñas con deudas en dólares deben protegerse porque la cotización del real puede cambiar de rumbo en cualquier momento, lo cual encarecería sus compromisos.

"Alertamos siempre al sector privado no financiero a estar atento para protegerse", declaró Tombini en una audiencia con la Comisión de Asuntos Económicos del Senado.

El real se ha valorizado frente al dólar estadounidense más de 7% en lo que va de este año, y cerca de 40% desde el 2009.

Tombini recordó que varias empresas brasileñas sufrieron problemas de caja en 2009 cuando el real se devaluó frente al dólar después de un largo período de valorización a causa de las deudas contraídas en la divisa estadounidense.

Destacó que la tasa de cambio en Brasil es flotante y por eso no se puede esperar que el dólar siempre va a caer.