Una indígena fue asesinada el martes por desconocidos en su residencia en el noroeste del país, elevando a por lo menos 20 los indígenas muertos en los dos últimos meses, dijeron directivos Organización Nacional Indígena (ONIC).

Nergida del Carmen Fuentes, de 46 años y de la etnia zenú, murió baleada en su casa en una zona del municipio de Montelíbano, en el departamento de Córdoba y a unos 490 kilómetros al noroeste de Bogotá, informó el coronel Héctor Páez, comandante de la policía en Córdoba.

Un hombre ya fue capturado como sospechoso del crimen, agregó el oficial en entrevista telefónica el martes. Dijo que no podía identificar al detenido porque apenas estaban formalizando su captura ante las autoridades judiciales.

"No sabemos por el momento el motivo de este asesinato. Estamos indagándolo a este individuo capturado para que nos explique", añadió el oficial.

El presidente de la Luis Evelis Andrade, presidente de la ONIC, aseguró que la situación de las distintas comunidades de los 102 pueblos indígenas de Colombia "es muy grave. Sólo en estos dos meses han sido asesinados 20" indígenas en distintas partes del país.

Los asesinatos, dijo Andrade en entrevista telefónica, no son exclusivamente por su condición indígena, sino más por "estar ubicados en zonas donde se mueve la minería ilegal, el narcotráfico".

Los zenú, que ocupa regiones de los departamentos del norte y noroeste del país, está integrada por unas 250.000 personas y al menos cinco fueron asesinados en las últimas semanas, dijo Andrade.

De enero a mayo, según los datos más recientes, fueron asesinados 47 indígenas, comparado con los 34 indígenas muertos en el mismo período del 2010, según datos del Observatorio Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (DIH) de la Vicepresidencia colombiana.