El ariete de Brasil Alexandre Pato dijo el martes que su equipo sigue siendo temible y favorito para ganar la Copa América, a pesar de haber arrancado con un flojo empate sin goles con Venezuela.

Pato señaló que lo que debe hacer Brasil ahora es vencer el sábado a Paraguay en Córdoba, para quizás avanzar ese mismo día a los cuartos de final del certamen.

"Brasil no perdió el favoritismo por el empate. Todos nos temen", dijo Pato en conferencia de prensa en hotel Sofitel Los Cardales de la ciudad de Campana, a 60 kilómetros al norte de la capital argentina.

"Así que único que tenemos que hacer es ganarle a Paraguay para encaminar la clasificación", agregó el delantero.

Brasil arrancó con un sorpresivo empate 0-0 ante Venezuela, cuando a priori parecía que los pentacampeones mundiales iban a destrozar la red el domingo por el Grupo B.

"Con calma, el gol va a llegar", dijo Pato

Brasil tendrá una nueva oportunidad afinar la puntería cuando choque con Paraguay, que en la primera fecha empató 0-0 con Ecuador.

"El partido va a ser difícil pero estamos preparados, va a ser distinto que con Venezuela", destacó el jugador del Milan. "Los dos vamos a querer jugar, hacer goles y ganar".

Pato dijo que el fútbol en general se emparejó y que esto se está demostrando en esta copa.

"Acá no hay seleccionados fáciles o difíciles. Eso ya no existe. Pero sí están los quieren jugar y los que no. Paraguay atacará. Así que tendremos más espacios", destacó Pato.

Además dijo sentirse "feliz" de integrar una selección brasileña plagada de astros internacionales.

"Jugar con Neymar, Ganso, Robinho, Cada vez los conozco más, estoy feliz de estar con ellos", señaló Pato.