Paraguay le ha hecho la vida difícil a Brasil en los últimos años y espera mantener esa tónica cuando ambos se enfrentan el sábado en la Copa América.

Los paraguayos le ganaron al Brasil de Adriano y Luis Fabiano 2-1 en Perú 2004. Y en las eliminatorias de la Copa Mundial lo derrotaron como local 2-0, para caer en feudo brasileño 2-1.

Brasil y Paraguay vienen de empatar sin goles en sus compromisos contra Venezuela y Ecuador, respectivamente en el Grupo B.

Ambas selecciones tienen cuatro días para armar su estrategia con miras a lo que se avizora como un enfrentamiento de alto voltaje.

El técnico argentino de Paraguay, Gerardo Martino, sólo permitió que la prensa observe los primeros 15 minutos del entrenamiento del martes en el campo del club Belgrano, en la periferia de Córdoba.

Los dirigidos por Martino no parecen intimidarse ante el poderío ofensivo de un equipo brasileño que cuenta con Ganso, Robinho, Neymar y Alexandre Pato, y anticipan que no saldrán a guindarse en su arco.

El delantero Lucas Barrios dijo antes de la práctica que a Brasil se le respeta, pero que ese respeto termina una vez estén en el terreno.

"Tenemos una gran selección nosotros también, un gran equipo, que le puede jugar de igual a igual a cualquiera, pero también hay que tener la capacidad y saber que es un rival al que hay que tenerle cuidado", expresó Barrios, un argentino nacionalizado paraguayo. "A la hora de las individualidades, marcan diferencias".

Martino sostuvo una conversación aparte con Barrios por más de 15 minutos al comienzo de la práctica. Barrios y Roque Santa Cruz volverían a comandar el ataque esta vez contra la "verdeamarela".

"Trataremos de ir a buscarlos, de plantarnos como lo hicimos ante Ecuador los primeros 25 minutos", señaló el volante Enrique Vera, quien sustituyó al final del primer tiempo a su compañero Edgar Barreto, quien se lastimó un pie. "Vamos a tratar de presionarlos, sacarles el balón y de llegar".

Paraguay desbordó a Ecuador en los primeros tramos, pero no pudo materializar ese demonio en gol.

Para el delantero Nelson Haedo Valdez, "las individualidades de Brasil hacen la diferencia, pero nosotros lo que vamos a hacer es salir en bloque, con nuestro juego de conjunto y trabajar en todos los aspectos del juego. Marcar, defender y buscar el gol".

"Ya no jugamos a lo defensivo", enfatizó a la AP el delantero del Hércules de España, aludiendo a la vieja fama que se ganó Paraguay por su férrea defensa.

Paraguay tiene entre algodones a Barreto y a los mediocampistas Jonathan Santana (lesión muscular) y Víctor Cáceres (golpe en la caja torácica). Sus principales hombres de ataque, Haedo Valdez, Barrios y Santa Cruz, están bien físicamente.

Barreto volvió a hacer trabajo diferenciado el martes, y la jefa de prensa de la selección, Gilda Arrúa, aseguró a la AP que aún no se han recibido los resultados de las pruebas a las que se sometió Barreto el lunes.

____

Juan Zamorano está en Twitter como @Juan_Zamorano