La camarera del hotel sobre la que la fiscalía construyó su caso de violación y abusos sexuales contra Dominique Strauss-Kahn incoó el martes una demanda por difamación contra el diario New York Post tras indicar el tabloide que es una prostituta.

El abogado de la demandante, Kenneth Thompson, presentó la demanda en la Corte Suprema estatal del Bronx tras indicar el Post, según fuentes anónimas, que la guineana de 32 años es una "prostituta" y una "ramera".

El diario dijo además que hizo "favores sexuales por dinero" y recibía clientes en el hotel de Brooklyn en que fue alojada por la oficina del Procurador General de Manhattan.

Todas esas declaraciones son falsas, según la demanda, que argumentó que han sometido a la mujer a la humillación y el ridículo.

"Incoamos la demanda porque la víctima de una violación no debería ser llamada prostituta", dijo Thompson.

Una vocero del Post insistió que el diario se atiene a su versión.

El Post hizo sus aseveraciones en varios artículos publicados tras la audiencia especial del viernes, en la que Strauss-Kahn, el ex director de 62 años del Fondo Monetario Internacional, fue liberado sin fianza tras reconocer la fiscalía que nueva información sobre la mujer motivo que fuera reconsiderado el caso.

El Post no identificó a la mujer, como suele ser la costumbre en la prensa estadounidense en este tipo de casos.

Empero, el abogado de la demandante dijo que está claro a quién se refería el diario porque sólo hay una camarera del hotel Sofitel que acusa a Strauss-Kahn de intento de violación.

En París, la madre de una mujer que afirma que Strauss-Kahn intentó violarla en 2002 dijo el martes que su hija ha decidido presentar una demanda penal contra el ex jefe del FMI porque busca que se haga "justicia".

Anne Mansouret dijo en entrevista a la radioemisora francesa RTL que su hija, Tristane Banon, "considera que la única manera de poner fin a esto es la presentación de una demanda, para decir que al menos puede hacerse justicia".

El abogado de Banon dijo que presentará la demanda en el transcurso del martes.

El lunes, Strauss-Kahn calificó la versión de Banon de "imaginaria" y afirmó que considera presentar una contrademanda por difamación.