Ecuador realiza un enorme esfuerzo para atender a los refugiados y tiene la potestad de revisar esa condición en los casos que estime pertinentes, dijo el martes el representante de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Luis Varese.

En declaraciones a la red de televisión Ecuavisa, Varese expresó que el estado ecuatoriano "tiene derecho, así como otorga el refugio y el asilo, a revisar los casos que considere pertinentes".

Fue en relación con el anuncio del vicecanciller Kintto Lucas, quien la semana pasada dijo Ecuador realizará mayores controles respecto los extranjeros refugiados porque "en determinados momentos perdió su credibilidad" el sistema que otorga ese estatus.

"Como Acnur estamos muy conscientes de que Ecuador está haciendo un enorme esfuerzo para recibir estas personas que huyen de un conflicto, no olvidemos que el origen del refugio es el conflicto ... lamentablemente el país vecino (Colombia) es que el expulsa hacia Ecuador", dijo Varese.

Ecuador ha concedido la condición de refugiados a 54.000 personas, un 98% de los cuales son colombianos. Otras 26.000 solicitudes esperan la revisión de la autoridades ecuatorianas.

Varese dijo que si dentro del los 54.000 refugiados registrados en este país hay delincuentes, ellos "deben ser capturados, sometidos a un debido proceso y sancionados según la ley nacional".

Convocó a los ecuatorianos a no ligar la condición de refugio con la delincuencia debido a que los refugiados son "víctimas, no victimarios".

Adicionalmente, Ecuador aplica en forma unilateral el principio de "ciudadanía universal" que permite el libre ingreso de extranjeros hasta por 90 días sin otro trámite que la presentación del pasaporte.