La exprimera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, procesada por abuso de poder y malversación de fondos públicos, denunció hoy que los servicios secretos de su país la vigilan.

"Mi siguen a diario varios coches equipados para la vigilancia. Hemos contado hasta 20 automóviles, que vigilan continuamente dónde me encuentro", dijo Timoshenko a las puertas del juzgado del distrito Pechora de Kiev, donde hoy se reinició la vista preliminar del proceso en el que figura como acusada.

La exjefa del gobierno ucraniano, quién calificó el juicio contra su persona como persecución política, aseguró además ser víctima de escuchas telefónicas.

"Diecisiete teléfonos míos, de mis familiares y amigos están intervenidos. Es un testimonio de la creación de un estado policial en Ucrania", dijo Timoshenko, según las agencias locales.

La fiscalía ucraniana acusa a Timoshenko de haber firmado un contrato de suministro de gas con Rusia perjudicial para los intereses y la economía de Ucrania.

Cientos de simpatizantes de la exprimera ministra se han vuelto a concentrar hoy a la puerta de los juzgados, blandiendo banderas de los partidos opositores Batkívshina y Frente Zmin.

Separados por un cordón policial, están los opositores de Timoshenko, varias decenas, que portan carteles con demandas de que se juzgue a la exjefa de gobierno.

En la sala de los juzgados, Timoshenko se negó a ponerse de pie ante la juez, al igual que hiciera el primer día del proceso, celebrado el pasado 24 de junio.

"Es mi postura, no una falta de respeto al juzgado. Aquí no hay juicio justo", argumentó su decisión Timoshenko.

Con anterioridad, la procesada anunció que un nuevo abogado se incorporará a su defensa, argumentando que aunque el letrado actual, Serguéi Vlásenko, cumple sobradamente con sus funciones, el volumen del sumario exige la contratación de otro profesional.

Timoshenko solicitará a la juez tiempo para que el nuevo letrado pueda estudiar el sumario.

"Sólo nos han dado unas semanas para conocer el sumario. (...) Yo también podré aprovecharlo (el tiempo), y hacer todas las solicitudes para averiguar las verdaderas causas de esta persecución penal", dijo Timoshenko.

La exprimera ministra agradeció a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que durante su reciente visita a Vilna (Lituania) se pronunciara "en contra de las represiones políticas en Ucrania".