La agencia Standard & Poor's (S&P) anunció hoy que ha rebajado la calificación de riesgo de la refinanciación a largo plazo de la deuda griega, de "B" a "CCC", con lo que retrocede tres escalones en la medición del riesgo.

En un comunicado divulgado hoy, la agencia señala que esta caída refleja el aumento del riesgo que supone una mejora del paquete de financiación para atender las necesidades del Gobierno griego para el periodo 2011-2014, pues necesitará una reestructuración de la deuda del sector privado.

Según S&P, las opciones de financiación consideradas por la Federación Bancaria Francesa (FBF) equivaldría probablemente a una falta de pago ("default") en virtud del criterio de la agencia.

La actual propuesta del FBF prevé que las instituciones financieras francesas reguladas acuerden una de las opciones en relación con la reinversión de los ingresos de la deuda del Gobierno griego que maduren entre julio de 2011 y junio de 2014.

En virtud de las recientes declaraciones públicas de los políticos europeos y de ejecutivos bancarios, la agencia estima que las opciones planteadas por el FBF sobre la madurez de la refinanciación de la deuda griega fueron hechas a petición de los acreedores de la eurozona.

La primera opción contempla que las instituciones financieras francesas inviertan al menos un 70 por ciento de los ingresos de la madurez de los bonos del Gobierno griego en nuevo bonos del Gobierno a treinta años, señala Standard & Poor's.

La segunda opción es que las instituciones financieras francesas inviertan al menos el 90 por ciento de las ganancias de la madurez de los bonos del Gobierno griego en la emisión de nuevos bonos del Gobierno a cinco años.