Perú anunció que demandará a responsables de un municipio sueco que alberga en su museo un centenar de tejidos de una cultura anterior a la Inca que fueron sacados del país en la primera mitad del siglo pasado.

"He dispuesto comencemos la acción penal en contra del municipio de Gotemburgo, en Suecia", dijo el presidente Alan García durante una conferencia sobre patrimonio cultural.

El mandatario, cuyo gobierno finaliza el 28 de julio, añadió "sorprende que un municipio y su Museo de la Cultura Mundial se apropien indebidamente de cien mantos de (la cultura) Paracas que fueron robados de Perú".

"Si son cómplices de un robo tenemos el derecho de denunciarlos penalmente en Perú y usar los medios policiales de la policía internacional para proceder a la captura de quienes se prestan de cómplices a la depredación y el saqueo de un país y de una civilización", precisó García.

En Lima la única representación diplomática sueca es un consulado, en donde la AP buscó un pronunciamiento a las declaraciones de García, sin embargo, en ese momento la oficina había cerrado y nadie respondió las llamadas.

Gotemburgo es la segunda ciudad más grande de Suecia después de Estocolmo, la capital.

El ministro de la Cultura Juan Ossio explicó a la AP que "en la década de 1930 un diplomático sueco se llevó del Perú a Gotemburgo unos cien mantos Paracas y hemos estado insistiendo para la devolución de esos mantos sin resultados".

Según Ossio, los pedidos de Perú ante Suecia se remontan al 2008 y que "los mantos han sido exhibidos en el museo de Gotemburgo como los objetos robados de Perú. Ellos le han puesto la palabra 'stolen' (robados) y pese a eso no los devuelven".

"El municipio de Gotemburgo argumenta que en la época en que salieron los mantos de Paracas no había leyes peruanas que protegieran el patrimonio cultural", añadió Ossio.

Según el sitio de internet del museo de la Cultura Mundial de Gotemburgo "de la colección de objetos Paracas existente en el museo, la ciudad de Gotemburgo detenta formalmente la propiedad de 89 de estos objetos, todos ellos textiles".

Añade que los textiles Paracas "fueron introducidos de contrabando a Suecia y donados al departamento etnográfico del museo de Gotemburgo". El museo realizó una muestra llamada "Un mundo profanado" desde 2008 hasta enero de 2011.

La civilización Paracas, que floreció en el sur de Lima entre los siglos VI antes de Cristo y el I de nuestra era, es famosa por sus tejidos o mantos fúnebres que combinan cabellos humanos, algodón y complejos detalles miniaturistas.

Luis Lamas, un abogado penalista, dijo a la AP que "veía muy difícil que una demanda penal tenga efecto porque los hechos ocurrieron hace como 80 años" y recomendó que Perú debe "agotar la vía diplomática bilateral".

Perú recientemente logró un acuerdo extrajudicial con la universidad estadounidense de Yale para que devuelva hasta 2012 unas 4.000 piezas extraídas de la ciudadela incaica de Machu Picchu.

Las piezas salieron de Perú con rumbo a Yale en calidad de préstamo con fines de investigación, pero la universidad se negó por décadas a devolverlas.