Un grupo de estadounidenses que vacacionaban para pescar en el Golfo de California por el feriado de la independencia de su país cayeron al agua en medio de la noche cuando una tormenta súbita hundió su embarcación y causó la muerte de al menos un turista, mientras hay siete desaparecidos.

La Armada de México informó la noche del lunes que ampliará la zona de búsqueda de sobrevivientes. Indicó que tomó la decisión luego de reunirse con varios organismos de rescate, pese a versiones anteriores de que consideraba suspender la maniobra casi dos días después del accidente ocurrido en la madrugada del domingo.

En la mañana del lunes, 19 de los turistas y los 16 tripulantes habían sido recogidos de las aguas por la armada y varios barcos de pesca, cuando llevaban aferrados más de 16 horas a neveras portátiles, discos salvavidas y chalecos flotadores.

El capitán de la marina Benjamín Pineda Gómez dijo que desconocía el nombre y otros detalles sobre el hombre que pereció. Pero estimó posible que los otros desaparecidos estén con vida aún debido a una cálida temperatura del ambiente y del agua.

"Una persona que naufraga puede sobrevivir muchos días. Mientras el mar esté en calma", señaló mientras continuaba la búsqueda en el Golfo de California, también llamado el Mar de Cortés, una franja de agua territorial de México entre la noroccidental Península de Baja California y la zona continental del país.

La embarcación de pesca, de nombre Erik y 35 metros (115 pies) de largo, zozobró a unos 100 kilómetros (60 millas) del puerto de San Felipe alrededor de las 02:30 locales (05:30 tiempo del este; 0930 GMT) del domingo, el segundo día de una travesía de una semana de vacaciones que los hombres han organizado por varios años en el feria del Día de la Independencia de Estados Unidos.

La naver naufragó a menos de tres kilómetros (dos millas) de la costa, pero la armada extendió la noche del lunes su búsqueda a 100 kilómetros (60 millas) al interior del golfo luego de peinar el área con helicópteros y aviones sin encontrar rastros de sobrevivientes, informó Pineda.

La mayoría de los 27 estadounidenses en el viaje provenían del norte de California.

"Estoy más que preocupada", admitió Kristina Bronstein, quien está comprometida con uno de los turistas desaparecidos, Mark Dorland, de 62 años y radicado en la ciudad de Twain Harte en California.

Charles Gibson, policía del Distrito de Community College en Contra Costa, dijo que las personas en la embarcación fueron despertadas por otros pasajeros y tripulantes cuando la nave comenzó a hundirse.

La mayoría "estuvo en el agua más de 16 horas", afirmó Gibson, quien estuvo en el viaje de pesca en dos ocasiones anteriores.

El turista Michael Ng, de la ciudad californiana de Belmont, fue rescatado con otro pescador cuando apoyados en una nevera intentaban llegar a la costa para pedir ayuda. Ng formaba parte de un grupo de 12 amigos en la travesía.

"Me siento aliviado por estar vivo, pero tengo miedo por las personas que no han sido encontradas aún", afirmó Ng.

Pero afirmó que aún tenía esperanzas por los otros aunque habían pasado más de 36 horas desde el percance que ocurrió el domingo alrededor de las 02:30 horas locales (05:30 tiempo del este; 0930GMT).

Los rescatados estaban en buen estado de salud, con sólo algunas raspaduras y quemaduras por el sol. Fueron llevados a revisión a una clínica y después a su hotel, dijo. Un sobreviviente diabético fue trasladado a un hospital naval en San Felipe, dijo el director de Protección Civil en el estado noroccidental de Baja California, Alfredo Escobedo Ortiz.

Según el sitio de la empresa Baja Sportsfishing Inc., el Erik ha estado en el Golfo de California desde 1989.

La compañía no respondió por lo pronto a una solicitud de entrevista. En un anuncio colocado en su cibersitio la tarde del lunes, anunció la cancelación de todas sus travesías.

___

Los periodistas de The Associated Press Olga R. Rodríguez en Ciudad de México; Paul Elias en San Francisco, California, y Phuong Le in Seattle, Washington, contribuyeron en la información.