La guerrilla colombiana del ELN reivindicó hoy la vigencia de la lucha armada en su país al considerar que no han desaparecido los motivos que le dieron origen hace 47 años.

"Hoy, Colombia es un país más desastroso, empobrecido, injusto, dependiente, envilecido e invivible, que hace 47 años", sostuvo el grupo insurgente en un mensaje conmemorativo de su aniversario.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue fundado el 4 de julio de 1964 en el noroeste colombiano, con una ideología marxista alimentada por el éxito de la revolución cubana.

En el mensaje, divulgado por el sitio de los insurgentes en Internet, el Comando Central (Coce) del Ejército de Liberación Nacional (ELN) consideró que en Colombia "se han agravado las causas que justifican el levantamiento armado".

Las causas son "la explotación económica, la exclusión política, la pauperización social, la enajenación cultural, la represión militar y la dependencia externa", precisó el mando rebelde.

El Coce consideró que Colombia pasó de un "régimen político de exclusión" a un "régimen mafioso y fascista" que tiene a la mitad de la población en la pobreza, que aceptó de Estados Unidos convertir al país en la "mayor potencia militar de Latinoamérica" y que lo llevó al primer lugar de violación de derechos humanos en el mundo.

"Por eso, la rebelión, la insurgencia y la subversión de todo ese estado catastrófico, no sólo es una necesidad, sino una obligación", sostuvo la organización rebelde, y apuntó que "en medio del genocidio que se agudiza y como un natural instinto de supervivencia hoy, la lucha armada se hace más urgente que nunca".

"Además, nos asiste el derecho universal de los pueblos a rebelarse ante la tiranía", afirmó el mando central del ELN.

La organización, con unos 2.500 combatientes, es la segunda del país, después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que tiene unos 8.000 miembros, según fuentes militares.