El abogado del depuesto presidente tunecino Zine el Abidine Ben Ali se retiró hoy de la primera sesión del segundo juicio abierto contra el exmandatario, acusado de posesión de armas y estupefacientes, tras rechazar el juez un aplazamiento.

El abogado de Ben Ali, Hosni Beyi, había pedido al juez del tribunal de primera instancia de la capital tunecina que se aplazara la vista con el fin de poder viajar a Arabia Saudí, donde se encuentra refugiado Ben Ali, y tratar de convencerlo de que se personara en el proceso.

Claramente desairado, el juez se negó a posponer el comienzo del juicio, que tenía que haberse iniciado el pasado 30 de junio, pero que fue retrasado debido a una huelga de magistrados, por lo que Beyi abandonó la sala.

Tras la sesión, que fue seguida por más de un centenar de personas, el tribunal se retiró a deliberar y se espera que sea leído hoy el veredicto y la sentencia, en caso de que el depuesto presidente sea encontrado culpable.

El pasado 20 de junio, Ben Alí ya fue condenado en rebeldía, en el primer proceso abierto contra él, a 35 años de cárcel por malversación de fondos públicos.

Su esposa, Leila Trabelsi, que no está siendo procesada en este juicio, recibió la misma pena.

La ex pareja presidencial, refugiada en Arabia Saudí tras huir de Túnez el pasado 14 de enero, también fue sentenciada a pagar 45 millones de euros.