Las autoridades de Guatemala investigan si dentro del grupo de 120 inmigrantes centroamericanos secuestrados la semana pasada en el este de México habría al menos 41 guatemalteco como fue denunciado por el sacerdote Alejandro Solalinde, informaron hoy fuentes oficiales.

La portavoz del ministerio guatemalteco de Relaciones Exteriores, Andrea Furlán, dijo a Efe que "en coordinación con las autoridades mexicanas se realizan las investigaciones de campo" para determinar si hay guatemaltecos dentro del grupo de inmigrantes.

"Hasta el momento oficialmente no hay nada que confirme" que dentro del grupo habría guatemaltecos, precisó Furlán.

Lo único que se conoce, y que motivó la investigación de las autoridades guatemaltecas, explicó la funcionaria, es la denuncia hecha por el sacerdote Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, sobre de que dentro del grupo de inmigrantes secuestrados habría al menos 41 guatemaltecos.

"Estamos en proceso de investigación porque no tenemos evidencias oficiales de lo que sucedió ni de parte nuestra ni de México. El único indicio que tenemos es la denuncia", señaló Furlán.

Según denunció Solalinde, unos 120 inmigrantes centroamericanos fueron secuestrados el pasado 24 de junio por una organización criminal en la comunidad de Medias Aguas, en el estado de Veracruz, este de México, cuando viajaban en un tren que partió de Ixtepec, en Oaxaca, rumbo a Veracruz.

Entre los inmigrantes secuestrados, según Solalinde, habrían 46 salvadoreños, 40 hondureños, 41 guatemaltecos y 4 nicaragüenses, entre otros.

Medios locales guatemaltecos atribuyeron el supuesto secuestro de los indocumentados al grupo de sicarios y narcotraficantes mexicanos Los Zetas.