Otto de Habsburgo, primogénito del último emperador austro-húngaro y apasionado europeista, ha fallecido a los 98 años de edad en su residencia privada en la pequeña localidad de Pöcking, junto al lago de Starnberg, en el sur de Alemania.

Un portavoz familiar confirmó hoy a varios medios alemanes la muerte natural esta mañana del que fuera durante muchos años miembro del Parlamento Europeo y luchador por superar las diferencias Este-Oeste durante la Guerra Fría.