El juez británico sir Nicholas Bratza fue elegido hoy nuevo presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, informó hoy esa institución.

Su mandato, que durará un año, comenzará el próximo 4 de noviembre, en sustitución del francés Jean-Paul Costa, por llegar al límite de edad, establecido en los 70 años.

Bratza (Cheam, Surrey, 1945) es en la actualidad vicepresidente del Tribunal y ha sido elegido en una votación secreta en la que han participado los 47 jueces de la Corte.

Es el tercer juez británico que se hace con la presidencia, después de Lord McNair (1959-1965) y sir Humphrey Waldock (1971-74).

El nuevo presidente fue miembro de la Comisión Europea de Derechos Humanos (1993-1999) y es juez del Tribunal desde noviembre de 1998.

Se da la circunstancia de que la presidencia de Bratza será de poco más de un año, ya que su mandato como juez finalizará el 31 de octubre 2012.

El Tribunal, con sede en Estrasburgo (noreste de Francia) es la última instancia una vez agotados los recursos ante las instituciones jurídicas nacionales.

La Corte recibió en 2010 más de 61.000 demandas, de las que 689 fueron contra España. A finales del año pasado tenía pendientes de examinar casi 140.000 demandas.

Las sentencias del Tribunal se basan en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe la tortura, la discriminación y las expulsiones colectivas de extranjeros.

Protege, entre otros, los derechos a la libertad y seguridad, a un juicio justo, a la vida privada y familiar, a la libertad de religión, de expresión, de reunión y de asociación, a la propiedad, a la educación y a las elecciones libres.