El centrocampista argentino Darío Conca, campeón brasileño con el Fluminense el año pasado cuando fue elegido como el mejor jugador de la Liga de Brasil, rescindió hoy su contrato con el club tricolor de Río de Janeiro para poder transferirse al Guangzhou Evergrande chino.

La transferencia de Conca al club asiático, donde recibirá un salario inédito para el fútbol brasileño, venía siendo dada como cierta desde la semana pasada por la prensa pero apenas fue confirmada hoy por el jugador y por el Fluminense en una nota en su página en internet.

"Vete, Darío. Haz por allá lo que sabes hacer tan bien. Seguiremos siendo tus hinchas. Sabemos que esto no es un adiós, sino un hasta luego. Y gracias. Muchas gracias", asegura la nota divulgada por el club de Río de Janeiro y en la que se resume la exitosa carrera del argentino con el Fluminense.

La negociación para la transferencia estaba prácticamente concluida el pasado jueves cuando, en la victoria por 3-1 sobre el Atlético Paranaense por el Campeonato Brasileño, el argentino de 27 años vistió por última vez la camisa del Fluminense, club que lo fichó en 2008 y con el que anotó 40 goles en 210 partidos.

Antes del Fluminense, el centrocampista fue jugador de los argentinos River Plate y Rosario Central, del Universidad Católica chileno y del Vasco da Gama brasileño.

El Guangzhou Evergrande, equipo que cuenta con jugadores brasileños como Cleo, Renato Cajá, Muriqui y Paulao, llegó a divulgar el domingo fotografías en que Conca viste la camisa del equipo chino al lado del presidente de la entidad.

Pese a que ninguna de las partes ha confirmado los valores, versiones de prensa indican que el club chino pagó 10 millones de dólares por los derechos federativos sobre el argentino y pretende pagarle cerca de 1,6 millones de dólares mensuales durante las tres temporadas del contrato.

"Es uno de los días más tristes de mi vida. No sabía que era tan querido", afirmó el centrocampista tras presentarse hoy en la sede del Fluminense para rescindir su contrato, que lo vinculaba al club hasta el 2015, y despedirse de sus compañeros.

En su nota de despedida, el Fluminense calificó a Conca como pieza fundamental en la campaña que le permitió conquistar el título del Campeonato Brasileño de 2010.

"En 2008, en la histórica campaña en la Libertadores, Conca fue uno de los pilares del equipo. En 2009 nos ayudó a seguir en la elite del fútbol brasileño. Ese mismo año luchó bravamente y nos guió hasta finales de la Copa Suramericana. En 2010 disputó todos los partidos de la campaña con que el Fluminense se coronó tricampeón brasileño. Brilló: fue el mejor jugador del Campeonato, el mejor jugador en su posición y el astro elegido por los hinchas", asegura la nota.

Conca ha sido el único argentino junto a Carlos Tevez (2005) que ha recibido el premio como mejor jugador del Campeonato Brasileño.