LAS VEGAS, EE UU.- Dominick Cruz venció por decisión unánime luego de cinco asaltos a Urijah Faber y de esta manera retuvo por primera vez su cinturón de campeón de peso gallo de UFC.

Desde el año 2007 cuando se había enfrentado por primera vez en WEC, el aire entre ambos se mantenía tenso. La revancha tan esperada llegó y, esta vez, el resultado fue diferente. Aquella noche Faber había conseguido una gran sumisión, pero en el UFC 132 disputado en Las Vegas, la velocidad y el ritmo frenetico de Cruz fueron mucho para un Urijah que dio la talla, pero no le alcanzó para salir con su brazo en alto.

Tras 25 minutos de pura exigencia el campeón retuvo su cinturón con mucho esfuerzo. Desde el comienzo, el retador demostró que sus manos iban a ser un problema constante. Primero con sus directos de derecha que dejaban muy en evidencia a Dominick que no podía encontrar la distancia, y luego con un golpe con una curva descendente, con mayor amplitud y más voleado que no le permitía salir sin ser impactado.

Tras esos primeros instantes desconcertantes, Cruz (18-1) encontró el punto justo con el que se sentía cómodo. Cambiando de guardia y de paso constantemente, evitaba los embates de su oponente conseguía buenas manos y algunas combinaciones interesantes con diferentes patadas.

El gran nivel de lucha que mostraron ambos competidores fue tal que la defensa anuló al ataque y los intentos de derribo, en su gran mayoría, fueron esquivados con llamativa facilidad. Así fueron batallando segundo a segundo en un combate rápido, entretenido y muy tecnico en el que los dos tuvieron grandes oportunidades.

Luego de cinco intensos asaltos llegó la decisión de los jueces. Si bien fue unánime, los veredictos fueron distintos en los números de las tarjetas: 50-45 (exagerada), 49-46 (acorde a lo que fue el combate) y 48-47 (la más acertada) todas a favor del ganador y aún campeón: Dominick Cruz.

"Fue una pelea muy complicada. No creí que llegaría con tanta velocidad y potencia en sus puños, realmente me sorprendió. Por suerte, tuve la estrategia adecuada y no me fui de mi plan de pelea. Creo que merecí el triunfo, pero Urijah ha hecho un gran trabajo", reconoció Cruz.

La voz de la derrota fue de Faber que, si bien se mostró frustrado, sabe que el tercer enfrentamiento entre ambos está a la vuelta de la esquina: "No me hubiera gustado ser juez, no creo haber perdido los 5 asaltos, pero si uno de ellos dijo eso tendre que aceptarlo. Sentí que conecte los mejores golpes y que estuve más cerca de lograr la finalización, pero tengo que felicitarlo por su victoria".

Ahora quedará ver al futuro y quien sigue en el camino de cada uno de estos grandes peleadores. Para Dominick Cruz llegará otra defensa comprometida de su cinturón, su rival debería estar entre Brian Bowles (quien perdió su campeonato con Cruz) y Demetrious Johnson. Todo va a depender de cómo evolucione la posible lesión de Bowles.

Mientras que para Urijah Faber hay varios combates interesantes ya que tiene sólo tres peleas en la categoría. Los que sacan boleto de primera fila son Miguel Torres, Brad Pickett y Kid Yamamoto.

La primera pelea por el cinturón gallo de la historia de UFC recibe calificaciones altamente satisfactorias. Cruz y Faber dejaron todo en un encuentro muy emocionante y cerraron una cartelera que será recordada por mucho tiempo de la mejor manera posible.