Una de las figuras más admiradas por el presidente Hugo Chávez, el intelectual liberal Noam Chomsky, confronta al gobernante venezolano en un caso clave de derechos humanos al solicitarle la liberación de una juez detenida desde el 2009.

En una carta pública difundida el fin de semana, el también lingüista estadounidense condenó lo que llamó "trato degradante" hacia la jueza María Lourdes Afiuni y se manifestó en "total solidaridad" con la magistrada.

Afiuni desató la ira del gobierno de Chávez cuando liberó condicionalmente al banquero Eligio Cedeño, quien estaba acusado de corrupción. Según la organización Human Rights Watch, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria declaró arbitraria la detención de Cedeño.

Las autoridades venezolanas aprehendieron a Afiuni después de la liberación de Cedeño y la acusaron de abuso de autoridad, corrupción y de "favorecer la evasión de la justicia", dijo Human Rights Watch. Chávez la tacho de "bandida" y dijo que debía ser sentenciada a 30 años de cárcel, de acuerdo con ese grupo. Estuvo en una prisión para mujeres, donde fue insultada y amenazada con frecuencia.

Chomsky, profesor de lingüística en el Instituto Tecnológico de Masachusets, le dijo a The Associated Press que su comunicación privada con el gobierno de Chávez pudo haber contribuido a convencerlo de concederle el arresto domiciliario a Afiuni.

"Consideró que era apropiado intentar y hacer una declaración pública con la esperanza y la expectativa de que pudiera llevar a un gesto humanitario para liberarla", dijo Chomsky. "Creí que había algo más que debía hacerse".

El intelectual, reconocido también por varios sectores de la izquierda latinoamericana, dijo que no creía que el caso de la jueza fuera parte de una tendencia mayor de represión contra los críticos del gobierno en Venezuela. Human Rights Watch determinó que el gobierno venezolano "minó sistemáticamente la libertad periodística de expresión" y la independencia del establecimiento judicial del país.

"No creo que sea aislado", dijo Chomsky en referencia al asunto de Afiuni. "Pero no estoy convencido de que haya un tendencia mayor".

Un mensaje enviado en la tarde del lunes al teléfono celular de un vocero del Ministerio de Justicia de Venezuela no tuvo respuesta inmediata.

Chávez ha calificado a Chomsky como una inspiración, e incluso hizo una famosa recomendación de sus libros en el 2006 durante un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Chomsky afirmó que se había reunido con Chávez y tenido una conversación de "un par de horas", como lo hacía con otros jefes de Estado.

"No puedo pensar en un país donde no haya represión ilegal, ni siquiera en Estados Unidos", agregó Chomsky.