El presidente Hugo Chávez ofreció el lunes un discurso desde el balcón presidencial para agradecer el apoyo de miles de seguidores a horas de haber regresado a Venezuela tras convalecer casi un mes en La Habana en donde le extirparon un tumor canceroso.

"Viva la revolución bolivariana... viva la vida, viva Chávez", dijo el gobernante tras salir a un balcón del palacio presidencial para saludar a miles de simpatizantes concentrados en el lugar para celebrar su regreso al país.

Al grito de "Uh, ah, Chávez", los seguidores recibieron al convaleciente mandatario, de 56 años, que salió vestido de traje de campaña, su característica boina roja y levantando una bandera nacional. Le acompañaron dos de sus hijas María Gabriela y Rosa Virginia.

"Es increíble les digo para como yo estaba. No me lo creerían ustedes. Es como un milagro", refirió Chávez al hablar de su recuperación.

Indicó que actualmente está sometido a un "estricto control médico y científico" y describió como parte de su tratamiento una alimentación más sana y el consumo de yogur.

"Amado pueblo venezolano yo estoy seguro que ustedes comprenden perfectamente las dificultades de esta batalla. Que nadie vaya a creer que ya mi presencia aquí este día 4 de julio significa que ganamos la batalla. No, hemos comenzado a remontar la cuesta. Hemos comenzado a vencer el mal que se incubó en mi cuerpo", agregó.

Igual que el14 de abril del 2002, cuando recuperó el poder tras un fallido golpe, Chávez levantó un crucifijo y dijo: "Cristo con nosotros, ¿quién contra nosotros?".

"Mañana es día de jubilo (por el bicentenario de la independencia)... yo no podía faltar. Aquí estoy en el epicentro de mi amor más grande. Gracias Dios mio, gracias pueblo mio, gracias patria mia, gracias vida. Hasta la victoria siempre", dijo el mandatario al finalizar un discurso de casi 40 minutos y dijo que habló menos de lo habitual por prescripción médica.

El gobernante arribó en la madrugada al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, donde fue recibido por el vicepresidente Elías Jaua, algunos ministros y estrechos colaboradores, según imágenes que difundió la televisora estatal.

La televisora antes mostró que el presidente cubano Raúl Castro despidió a Chávez en el aeropuerto de La Habana, donde permanecía desde el 8 de junio y fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas en la región de la pelvis. En la segunda, le extirparon el tumor canceroso.

En medio de expresiones de júbilo y sorpresa decenas de seguidores celebraron el regreso del gobernante en una de las esquinas de la céntrica Plaza Bolívar coreando las consignas "uh, sí, Chávez ya está aquí" y "volvió, volvió".

"Dios nos lo mandó a Chávez, Dios nos lo sanó... tenemos nuestro comandante para rato", dijo emocionado Hipólito Tabares, de 39 años, quien llegó en silla de ruedas y exhibiendo una fotografía del mandatario.

Jairo Avila, un empleado en un restaurante de 40 años, respaldó el retorno de Chávez. "Estoy muy contento que esté aquí... Lo vi bien, con mucha energía, con mucho entusiasmo, con mucho ánimo. Aquí está su pueblo que lo quiere, que lo admira mucho".

Sin embargo, otros lo veían con indiferencia. "A mí no me importa ese señor en lo personal. Ese señor le ha hecho mucho daño al país", dijo José Vargas, un contador de 60 años.

Vargas dudó sobre la situación de salud de Chávez porque "esa gente nunca dice la verdad... a ese señor yo no le creo ni el Padre Nuestro".

El politólogo Ricardo Sucre estimó que Chávez decidió volver calibrar el "alto impacto" que generó la aparición de un presidente enfermo de cáncer y enflaquecido.

"Chávez regresa para poner un poco orden en la casa, definir estrategias, cambiar personas", acotó Sucre.

Aunque las autoridades no han precisado que órgano del mandatario fue donde se presentó el tumor, ni han informado el tratamiento que seguirá, el médico Javier Cebrián, jefe de Cirugía 1 del Hospital Universitario de Caracas, señaló que por la frecuencia de los casos que se dan en el país todo indicaría que el cáncer de Chávez estaría localizado en el colon o el recto.

Explicó que cuando se genera un absceso (concentración de pus), como fue el caso de Chávez, es porque "son lesiones que perforaron" un órgano y en esas circunstancias eso se considera un "mal pronóstico".

Respecto al tratamiento que se sigue en esos casos, el médico especialista en colon y recto dijo a la AP que necesariamente se debe aplicar quimioterapia y que la aplicación de radioterapia dependerá de la variedad del cáncer, si tiene ganglios afectados y el tamaño total de la lesión.

Agregó que la quimioterapia se aplica de seis a ocho veces con un intervalo de 28 días.

Cebrián aseguró que un paciente sometido a quimioterapia puede llevar "una vida relativamente normal" y mantenerse en su trabajo "siempre y cuando esos días (que le apliquen los medicamentos) los mantengas con ciertas consideraciones".

"Las grandes consecuencias que dan quimioterapias es que le bajan todos los valores de la sangre a los pacientes... pueden tener nauseas, vómitos, otras manifestaciones como diarrea. Se le puede caer el pelo pero eso dependen del esquema de la droga", precisó.

Sobre los actos del 5 de julio de celebración del bicentenario de la independencia de Venezuela, Chávez dijo que "no creo que yo pueda acompañarlos en los actos oficiales mañana, pero estoy aquí y estaré con ustedes desde mi puesto de mando en el corazón de Caracas, aunque nunca me fui".

Jaua informó que el mandatario se encuentra en el palacio presidencial porque "no necesita en este momento ir al hospital".

Señaló que el gobernante se ve "de muy buen ánimo, mucho entusiasmo, y muchas ganas de seguir en la batalla por su plena recuperación de la salud".

El diputado opositor Alfonso Marquina manifestó su satisfacción por el regreso de Chávez y "la estabilización de una situación irregular en la cual se mantenía al país que era un presidente ejerciendo, cumpliendo sus funciones desde La Habana, Cuba".

La oposición sostiene que una serie de acciones que tomó el mandatario desde la isla caribeña iban en contra de la Constitución que prevé que el asiento del Poder Ejecutivo es el territorio venezolano.

Al ser preguntado sobre si la oposición insistirá en que el mandatario se separe temporalmente de su cargo mientras sigue el tratamiento por el cáncer, Marquina dijo en entrevista telefónica que "sería temerario fijar una posición. No sabemos exactamente cual es la enfermedad del presidente, cual es el tratamiento que requiere y cuales son las consecuencias que este tratamiento acarrea".

El profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Simón Bolívar, José Vicente Carrasquero, afirmó que independientemente del retorno de Chávez la situación de "incertidumbre" se mantiene en el país porque no se sabe exactamente cual es la situación médica del mandatario.