El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) se viste de gala en su 65 aniversario con una exposición que muestra a partir de hoy en Ciudad de México lo mejor de su acervo, que incluye obras de Frida Kahlo, Rufino Tamayo y Saturnino Herrán.

La muestra "Cimientos. 65 años del INBA: Legados, donaciones y adquisiciones" se presenta en el Museo del Palacio de Bellas Artes hasta el 21 de agosto y está integrada por 254 piezas de 97 artistas mexicanos y extranjeros producidas desde el siglo XVII.

La exhibición, que será inaugurada esta noche por el presidente de México, Felipe Calderón, cuenta con pinturas, esculturas, dibujos, instalaciones, vídeos y textiles, objetos de arte popular, grabados, acuarelas y fotografías.

Ana Garduño, curadora de la muestra, dijo a Efe que esta revisión de los acervos del INBA ofrecerá una reflexión en torno a la formación del patrimonio artístico de México y al papel que juega el Estado frente al arte y la cultura.

"El INBA, desde su creación (1946), adquirió la responsabilidad de enriquecer y proteger los bienes culturales de México y ese compromiso se hace hoy presente en esta exposición", aseguró la también doctora en arte.

Las obras de artistas mexicanos como Manuel Felguérez, Francisco Zúñiga, Francisco Toledo, Frida Kahlo y Rufino Tamayo están presentes en la exposición junto al belga Francis Alÿs, el español Francisco Clapera y el alemán Wolfgang Tillmans.

También participan artistas contemporáneos como Carlos Amorales, Teresa Margolles, Pedro Reyes y Pablo Vargas Lugo, quienes fueron elegidos para la exposición porque sus obras "complementan y dialogan" con la producción de los artistas ya consagrados.

El 65 % de las piezas expuestas fueron adquiridas en 2010 con recursos aprobados por el Congreso de México tras una gestión realizada por la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar.

La inversión de unos 8,6 millones de dólares permitió la adquisición de unas 2.200 piezas que incluyen tanto obras de arte como tres fondos: el José Guadalupe Posada, el fondo gráfico Ricardo Pérez Escamilla y el Xavier Villaurrutia.

Además, se entregó un anticipo para la compra de la casa del artista mexicano Juan O'Gorman (1905-1982), ubicada a un costado del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo de Ciudad de México.

Como complemento de la muestra se está elaborando un catálogo que reunirá textos panorámicos que abordan temas de coleccionismo institucional, políticas de adquisiciones y restauración de acervos.

"Tenemos las bases, los cimientos, ahora debemos volcarnos en el presente y en el futuro para definir hacia dónde queremos crecer, qué museos necesitan ser fortalecidos y a qué artistas y qué piezas queremos tener", indicó Garduño.