La presidenta Cristina Fernández anunció el lunes que duplicará la ayuda económica que perciben cada mes las familias de bajos recursos residentes en las zonas de la Patagonia más afectadas por la erupción de un volcán chileno, mientras el golpeado sector turístico gozará de beneficios fiscales si no despiden trabajadores.

Fernández dijo en cadena nacional que "hemos decidido durante 60 días, a partir del 1 de julio, duplicar el monto de las asignaciones universales por hijo y por embarazo y también asignación universal por discapacidad".

En todo el país las familias compuestas por trabajadores informales, desempleados o empleados domésticos perciben una asignación mensual de 50 dólares en efectivo por cada hijo menor de 18 años. También beneficia a embarazadas desde la semana 12 de gestación.

En el caso de familias con hijos discapacitados la suma es de unos 100 dólares.

La nube de cenizas provocada por la erupción del volcán Cordón Caulle el 4 de junio afectó severamente a poblados de la Patagonia argentina que dependen principalmente del turismo y en menor medida de la cría de ganado ovino y el cultivo de frutos.

En la localidad de Villa La Angostura, a menos de 40 kilómetros del volcán, cayeron 40 centímetros de arena volcánica.

El fenómeno natural obligó cerrar los aeropuertos de la región y los hoteles y restaurantes están desocupados. Los empresarios del sector señalaron que la temporada turística invernal prácticamente está perdida.

Fernández adelantó que el 6 de julio se reanudarán las operaciones en los aeropuertos de la Patagonia "si Dios quiere y el volcán no larga ceniza".

La presidenta también dispuso "el diferimiento del pago impositivo por 60 días" para los sectores de hotelería, gastronomía y turismo "en tanto y en cuanto no se despida a trabajadores".

Además, durante 60 días se suspenden juicios impositivos y se postergan la presentación de varias declaraciones tributarias.

Fernández dijo que se destinarán 10 millones de pesos (2,5 millones de dólares) para atender a 1.400 productores agropecuarios de la zonas afectadas y que su gobierno analiza destinar un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 7 millones de dólares otorgado originariamente al turismo para rentar maquinaria que permita completar la limpieza de cenizas en los poblados.

Fernández nació en Buenos Aires pero residió durante muchos años en la provincia patagónica de Santa Cruz junto a su fallecido esposo y ex presidente Néstor Kirchner.