Los colegios electorales de Tailandia han abierto hoy sus puertas para que los votantes elijan el Parlamento en una reñidas elecciones que tienen lugar en medio de un fractura social que mantiene al país sumido en una crisis de hace cinco años.

A los comicios se presentan unos 3.800 candidatos de 42 partidos políticos que pugnan por los 500 escaños del Legislativo y han sido llamados cerca de 42 millones tailandeses con derecho a voto de entre los 67 millones de habitantes de Tailandia.

La Comisión Nacional Electoral estima que los primeros resultados se podrán conocer hacia las 22: hora local (15:00 GMT), unas siete horas después del cierre de 90.800 colegios electorales.

En los últimos comicios, celebrados en 2007, la afluencia a las urnas fue 85 por ciento, y del 60 por ciento en las de 2005.

Cerca de 195.000 policías y soldados han sido movilizados para prevenir altercados y otros actos violentos durante la jornada electoral, amenazada por fuertes chaparrones en muchas zonas del país.

Estas elecciones son un duelo entre el partido que encabeza la coalición de Gobierno y el principal de la oposición.

La Comisión Nacional Electoral anunció que hoy está prohibido emplear las redes sociales, como Twitter o Facebook, para hacer campaña electoral y que las personas que transgredan está medida puedes ser condenadas a penas de cárcel de hasta seis meses y a una multa de 10.000 baht (unos 330 dólares).

También la prohibición afecta al envío de mensajes de texto por medio de la telefonía móvil.

Durante la campaña electoral, el primer ministro en funciones y líder del Partido Demócrata, Abhisit Vejjajiva, ha tratado de evitar que la coalición de caer derrotada frente a la formación propulsada por el espectro Thaksin Shinawatra y el desembarco en la política de su hermana Yingluck.

Según varios sondeos sobre intención de voto, el Partido Puea Thai (de los Tailandeses) liderado por Yingluck, puede conseguir hasta 250, un resultado que de confirmarse abriera el cauce para que Tailandia tenga la primera mujer al frente del Gobierno.

El Puea Thai, que ha reemplazado a las otras dos formaciones afines a Thaksin disueltas ambas por fraude electoral, tiene una solida base de seguidores en las regiones del norte y nores del país.

Las mismas encuestas conceden de 170 a 200 escaños al Partido Demócrata, que domina en las provincias situadas al sur de Bangkok, pero no ha ganado ningunas elecciones en más de una década.

De cumplirse estos pronósticos electorales, que dan a al Puea Thai hasta 250 escaños del total de 500 que integran el Parlamento, Yingluck, de 44 años y la menor del clan Shinawatra, puede ser la primera mujer que asume la jefatura del Gobierno de Tailandia.

En el caso de que ningún partido obtenga más de 250 escaños, al que más tenga le corresponderá la oportunidad de formar un gobierno de coalición con otras formaciones y para cerrar la alianza dispone de un máximo de 30 días, que el plazo para convenir el Parlamento.