Los dominicanos Hanley Ramírez y Miguel Tejada mantuvieron la aportación en las Grandes Ligas del poder de los bates latinoamericanos al pegar sendos grand slams, con los que acapararon los reflectores en la jornada de las mayores.

La batería latinoamericana nuevamente dio otra muestra de protagonismo con Ramírez y Tejada que salieron con bates explosivos para hacer sonar los maderos en las mayores.

Ramírez pegó grand slam, agregó jonrón solitario y remolcó cinco carreras, su mejor marca de por vida para llevar a los Marlins de la Florida a un triunfo por 9-5 sobre los Vigilantes de Texas.

Ramírez (7) inició su castigo en el primer episodio pegando de vuelta entera sobre el abridor Derek Holland, a quien le desapareció la pelota del campo por todo lo alto del jardín derecho, con tres corredores en casa.

Holland trataba de sacar el primer out, pero se encontró con el poder de Ramírez, que le vació la casa en el primer episodio.

El dominicano volvió a viajar a la caja de bateo para conectar otro vuelacercas sin corredores en circulación, en el séptimo episodio.

Si Ramírez ya había castigado a Holland, esta vez lo hizo contra el relevo Darren O Day, cuando el serpentinero buscaba el primer out en la entrada.

Mientras que Ramírez salió con el mismo poder con el bate y también vació la casa, y fue apoyado por el bateador designado venezolano Pablo Sandoval, con jonrón, para llevar a los Gigantes de San Francisco a una victoria por 15-3 sobre los Tigres de Detroit.

Tejada (3) pegó batazo de cuatro esquinas en el tercer episodio en respuesta a los lanzamientos del relevo venezolano Brayan Villarreal.

El dominicano cazó los lanzamientos de Villarreal y le desapareció la bola por todo lo alto del jardín izquierdo cuando la casa estaba llena.

Tejada evitó el primer out del episodio al vaciar la casa y mandar a la registradora al guardabosques Cody Ross, al jardinero Nate Schierholtz y al parador en corto Brandon Crawford.

Sandoval (7) lo apoyó con cuadrangular en el primer episodio con un corredor en los senderos sobre los lanzamientos del abridor Max Scherzer.

El cerrador dominicano Guillermo Mota (1) en tres episodios, permitió cuatro imparables, dos jonrones, tres carreras, dio una base y retiró a tres por ponche para conseguir salvamento.

Por los Tigres, el parador en corto dominicano Jhonny Peralta (14) pegó batazo de vuelta entera sobre su compatriota Mota en el séptimo episodio, sin corredores en base.

Otro dominicano también mostró el poder del madero, fue el bateador emergente Wilson Betemit, ero lo hizo en la derrota de los Reales de Kansas City por 6-9 contra los Rockies de Colorado.

Betemit (3) pegó batazo de vuelta entera en el cuarto episodio llevando a dos corredores en el camino, al superar los lanzamientos del abridor Greg Reynolds por todo lo alto del jardín derecho.

Iniciando en el camino de los jonrones, el bateador emergente dominicano Yamaico Navarro pegó su primer cuadrangular para llevar a los Medias Rojas de Boston a una victoria por 10-4 sobre los Astros de Houston.

Navarro (1) sacó la pelota por primera vez en su carrera, al conectar en el séptimo episodio sin corredores en circulación.

El dominicano cazó los envíos del abridor J.A. Happ y le desapareció la bola por todo lo alto del jardín izquierdo, cuando Happ trataba de conseguir el segundo out del episodio.

Mientras que en la lomita el abridor dominicano Bartolo Colón regresó de la lista de lesionados y se acreditó el triunfo al lanzar seis episodios, mientras que su compatriota Eduardo Núñez se voló la barda para llevar a los Yanquis de Nueva York a un triunfo por 5-2 sobre los Mets de Nueva York.

Colón (6-3) lanzó seis episodios, permitió cinco imparables y retiró a seis por la vía del ponche.

El dominicano concluyó su trabajo con 80 envíos, 56 de ellos perfectos a la zona del strike para dejar en 2,88 su promedio de efectividad contra 22 enemigos.

Núñez (3) pegó batazo de cuatro esquinas en el noveno episodio, sin corredores en el camino.

El dominicano se voló la barda entre los jardines izquierdo y central sin corredores en el camino contra los lanzamientos del cerrador Tim Byrdak, con un out en la pizarra.

Mientras que el relevo dominicano José Veras se acreditó la victoria de los Piratas de Pittsburgh, que vencieron 5-3 a los Nacionales de Washington en el primer juego de una doble jornada.

Veras (2-2) trabajó una entrada y dos tercios, permitió un imparable y regaló una base lanzando contra seis bateadores enemigos.

El dominicano concluyó su trabajó al realizar 20 envíos, de los cuales 12 fueron perfectos, y dejó en 2,63 su promedio de efectividad.