David Ragan consiguió el sábado la primera victoria en la Copa Sprint de su trayectoria con una ayuda de su compañero Matt Kenseth que le permitió expiar una de las peores pifias en su joven carrera, mientras el colombiano Juan Pablo Montoya terminó en el noveno lugar.

Pudo haber ganado las 500 millas de Dayton cuando se perfiló como el líder en una reanudación en la parte final de la primera carrera de la temporada NASCAR. Pero fue castigado por rebasar demasiado pronto, y la victoria fue en cambio para Trevor Bayne.

Ahora Ragan tiene su propia victoria en el Circuito Internacional de Daytona International Speedway, aunque en la prueba menor de la serie. Eso no le importó mucho al piloto, de 25 años.

"Todo mundo sigue hablando de (las 500 de Daytona), yo sigo tratando de dejarla atrás", dijo Ragan.

Montoya, de Chevrolet, tuvo una buena actuación que lo colocó en el noveno sitio después de arrancar en el 30mo lugar.

Kenseth ocupó el segundo lugar, con lo que el equipo Roush Fenway Racing tuvo el 1-2 del podio para Ford.

Joey Logano fue el tercer sitio en un Toyota de la escudería Joe Gibbs Racing. Kasey Kahne fue cuarto en un Toyota de Red Bull Racing y Kyle Busch finalizó quinto para JGR.

La carrera tuvo momentos de caos debido a dos colisiones de 15 carros, la segunda en la última vuelta mientras Ragan cruzaba la meta.