El movimiento bolivariano de Colombia expresó hoy su inmensa preocupación por una "eventual e inesperada partida" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el futuro inmediato del proceso revolucionario del país andino.

En una carta abierta a Chávez facilitada a Efe en Bogotá, el director del Movimiento Comunero Socialista Bolivariano de Colombia (MSB Colombia), David Corredor, dijo que el estado de salud del gobernante venezolano es una "inesperada realidad" que "amarga la existencia".

Chávez reveló el jueves por la noche en una alocución a su país desde La Habana, donde permanece desde hace tres semanas, que recibe tratamiento para un cáncer tras haber sido sometido a dos operaciones quirúrgicas.

El director del MSB Colombia le deseó a Chávez una pronta recuperación, pero al mismo tiempo le escribió que "las duras experiencias en casos similares obligan asumir con firmeza estos tiempos de profunda reflexión sobre el devenir inmediato que sigue a la Revolución Bolivariana".

Es un momento en el que "le ha correspondido cumplir la más dura y delicada misión: preparar a todos los revolucionarios del mundo ante la seria posibilidad que no esté más entre nosotros en materia", agregó Corredor.

"Se ha destacado (Chávez) por ser lúcido y acertado en las estrategias. Ahora le corresponde la más exigente", continuó el líder de los bolivarianos de Colombia, que fechó el mensaje en la capital fronteriza de Cúcuta (noreste), sede de su formación.

En este contexto, consideró que son tres los "sectores muy precisos sobre los cuales hay que advertir".

El primero es el de "advertirle al imperio norteamericano que renuncie a la mínima posibilidad de pisar el territorio sagrado de la patria de (Simón) Bolívar", indicó Corredor,

Otro es el de "orientar la designación de un sucesor que interprete fielmente el momento histórico del Socialismo Bolivariano Humanista que nos une", agregó, y señaló que el tercero es el de "dar fortaleza al bravo pueblo de Venezuela para que asuma con entereza los momentos de su ausencia (la de Chávez)".

Corredor también le escribió que se sentía obligado a comunicarle su preocupación "ante una eventual e inesperada partida hacia el mundo de los espíritus", así como hace unas semanas lo hizo para expresarle su disconformidad por la detención y deportación a su país del colombiano Joaquín Pérez Becerra.

El colombiano dirigía en Estocolmo la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), cercana a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), y era considerado por el Gobierno colombiano como el responsable de esta guerrilla en Europa.