Los vecinos de la provincia argentina de Tierra del Fuego, la más austral del país, votan hoy en segunda vuelta para decidir si la actual gobernadora Fabiana Ríos accede a un segundo mandato o es desbancada por Rosana Bertone, del Frente para la Victoria que encabeza la presidenta Cristina Fernández.

Aunque Ríos, también cercana a la mandataria argentina, lideraba las encuestas, Bertone sorprendió y se impuso el pasado domingo en la primera vuelta con un 42 por ciento de los votos.

Los 112.151 electores habilitados en la provincia patagónica, situada unos 3.000 kilómetros al sur de Buenos Aires, comenzaron a votar en una jornada marcada por las gélidas temperaturas.

Ríos, quien resultó elegida en 2007 como candidata de la opositora Afirmación para una República Igualitaria (ARI), fuerza de la que se alejó para acercarse luego a las filas del Gobierno de Cristina Fernández, se ha centrado esta semana en apelar al 11,3 por ciento de los fueguinos que votaron en blanco en las primera vuelta, en la que se registró una participación del 66,2 por ciento.

La campaña electoral se calentó en los últimos días con declaraciones cruzadas entre ambas candidatas.

Bertone denunció ser el blanco de una "campaña de desprestigio" por parte de su rival, mientras que Ríos, que aseguró que esas acusaciones son "absolutamente infundadas", acusó a su contrincante de negarse a debatir y confrontar ideas.

Los comicios de Tierra del Fuego, a pesar de representar sólo un 0,34 del padrón electoral nacional, suponen un nuevo capítulo de la agitada agenda que afronta este año el país, donde se celebrarán elecciones en la mayoría de las provincias antes de los comicios presidenciales del 23 de octubre.

Cristina Fernández, quien el pasado sábado anunció que optará a la reelección, lidera todas las encuestas, por delante de Ricardo Alfonsín, hijo del expresidente Raúl Alfonsín, y el peronista disidente Eduardo Duhalde, quien gobernó el país durante poco más de doce meses entre 2002 y 2003.