Estudiantes universitarios y sindicatos de trabajadores anunciaron hoy nuevos paros nacionales en Chile, en demanda de profundas reformas al sistema tributario y de una mayor participación del Estado en la gestión de la educación, de la salud y de las pensiones.

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), tras una larga reunión que finalizó en la madrugada de este domingo, anunció un nuevo paro, probablemente para el próximo 14 de julio, y la continuación de las protestas iniciadas a mediados de mayo.

Respecto a la última, realizada el pasado jueves, los organizadores aseguran que congregaron a 80.000 personas en Santiago y a 400.000 en todo el país.

Además, Felipe Valdebenito, presidente de los estudiantes de la universidad de Temuco que acogió la reunión de este sábado, indicó a medios locales que exigirán tener como interlocutor al presidente Sebastián Piñera y no al ministro de Educación de Chile, Joaquín Lavín.

Los estudiantes exigen una reforma al sistema impuesto durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que abrió la educación al sector privado, ya que, aunque sufrió algunas modificaciones durante los gobiernos posteriores, el modelo básicamente no ha cambiado.

El régimen redujo la aportación del Estado a las universidades públicas, y aunque la norma establece que las privadas son corporaciones sin fines de lucro, en la práctica obtienen ventajas tributarias y beneficios de negocios montados gracias a subterfugios legales.

Por ello, los estudiantes han ampliado la dimensión de sus demandas y exigen desde una reforma tributaria para recaudar más impuestos de las grandes empresas hasta una Asamblea Constituyente que ponga fin a la Carta Magna heredada de la dictadura.

La portavoz del Gobierno, Ena Von Baer, se preguntó hoy, en declaraciones a Televisión Nacional, "qué tiene que ver con la educación" la constitución de asambleas constituyentes o la nacionalización de la extracción del cobre.

En tanto, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, anunció hoy en rueda de prensa que el gremio se sumará al paro de estudiantes y exigirá la renuncia de Joaquín Lavín.

Un pequeño grupo de universitarios se manifestó hoy frente al Palacio de la Moneda, en la plaza donde el presidente asistió al izamiento de una gran bandera, con la que se dio inicio a la conmemoración del Bicentenario del Congreso.

Allí, Piñera hizo un llamado a la unidad y señaló que el país tiene un exitoso porvenir. "Más allá de las marchas, manifestaciones y protestas que hemos conocido en los últimos días, nuestro país tiene un futuro promisorio y luminoso", declaró el mandatario.

Al acto también acudió el ministro de Educación, al que hoy respaldaron varios parlamentarios de la coalición de gobierno.

Por otra parte, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) ratificó hoy la convocatoria a un paro nacional de 48 horas, para los días 24 y 25 de agosto, en demanda de un nuevo Código del Trabajo, una reforma del sistema tributario y una nueva Constitución.

La principal organización sindical chilena también reclama un sistema estatal de fondos de pensiones, ya que actualmente todas las administradoras son privadas, y mayores recursos para la sanidad y la educación públicas.

Anunciaron además que se sumarán a la paralización de empleados de la estatal Codelco, la mayor productora mundial de cobre, prevista para el próximo 11 de julio, para protestar contra la gestión de la actual administración.