Los participantes del VII Congreso Forestal Centroamericano (Cofoca) pidieron a los Gobiernos, academias y diversas asociaciones de la región impulsar acciones en conjunto para proteger los bosques frente al cambio climático y otras amenazas, informaron hoy los organizadores.

En las conclusiones del Cofoca, que terminó este viernes en Nicaragua, los expertos dijeron que es esencial "la gobernanza a nivel regional, municipal y territorial" para el buen manejo de los bosques, la seguridad alimentaria y el bienestar de la población frente al cambio climático.

También reconocieron que los instrumentos jurídicos, normativos y legales "han permitido y contribuido a dinamizar el sector forestal centroamericano".

Además, pidieron a la comunidad internacional y a los Gobiernos "destinar mayores recursos financieros e incentivos para impulsar programas e inversiones para el desarrollo forestal sostenible".

El VII COFOCA se realizó en Managua esta semana, con la participación de 589 representantes de 20 países del istmo, Europa, África, Australia y México, informaron los organizadores.

En el evento se analizó el estado de los bosques en Centroamérica, desde una perspectiva técnica y científica.

Según la Declaración Managua, firmada en el VII Cofoca y difundida hoy, Centroamérica contribuye al patrimonio forestal mundial con 19,4 millones de hectáreas de bosques y un 7 por ciento de la biodiversidad.

Los participantes en el Congreso advirtieron que la biodiversidad de Centroamérica está amenazada por el cambio climático.

Asimismo, indicaron a las autoridades que es importante realizar estudios sistemáticos acerca de los incendios, plagas y otras enfermedades que atacan a los bosques.

Como medidas preventivas y correctivas para proteger los bosques y la biodiversidad, el Cofoca propuso a los Gobiernos del istmo centroamericano incorporar a sus normativas "las prácticas ancestrales de conservación y aprovechamiento de recursos naturales de los pueblos indígenas".

Otra de las propuestas son el impulso de la reforestación y el manejo sostenible de los bosques.

En ese sentido, destacaron la importancia de la cobertura forestal en las márgenes de los ríos y fuentes de agua, porque evitan las crecidas, desbordamiento e inundaciones en la época lluviosa, o la sequía en el verano.

Finalmente, en el Congreso se reconoció que las universidades y centros de investigaciones públicos y privados "juegan un importante papel" en la transferencia tecnológica.

"Pero se deben hacer mayores esfuerzos para poner estos conocimientos y productos al servicio de los productores agropecuarios y forestales, y dueños de bosques", dijeron los expertos.

Se espera que las conclusiones del VII Cofoca y la Declaración Managua sean enviadas a los presidentes de los países de la región para su ratificación e inclusión en los planes y políticas forestales.