Varios individuos armados que se vestían como policías secuestraron y asesinaron a cinco agentes el domingo en un ex baluarte rebelde al oeste de Bagdad, dijeron las autoridades.

Los cinco oficiales fueron emboscados cuando vigilaban la principal carretera que enlaza a Irak con los países vecinos de Siria y Jordania, afirmó el concejal de la provincia de Anbar, Sheik Efan Saadoun.

Según la fuente, los agresores eran insurgentes disfrazados de policías y viajaban en un vehículo policial robado.

Un policía que solicitó el anonimato debido a que no estaba a autorizado a facilitar información dijo que el ataque ocurrió a las 5.00 horas.

La provincia de Anbar, bajo control suní, fue capital de la insurgencia en Irak.

Una revuelta tribal contra al-Qaida y que contó con el apoyo de Estados Unidos propició una disminución de la violencia en la región.