Argentina no alterará mucho su esquema de juego para enfrentar el miércoles a Colombia en su segundo partido en la Copa América, afirmó el domingo el técnico Sergio Batista.

Un cambio que parece vislumbrarse es el ingreso en la defensa de Pablo Zabaleta en lugar de Marcos Rojo, según la práctica del domingo a puertas cerradas, pero cuya novedad la dio la oficina de presa de la selección.

Tras el sorpresivo empate 1-1 en su debut ante Bolivia, en el que la selección "Albiceleste" exhibió fallas en todas las líneas, muchas voces clamaron por cambios radicales en la selección anfitriona.

Sin embargo, todo apunta a que el "Checho" Batista conservará la misma idea para chocar con el líder del Grupo A, que venció 1-0 a Costa Rica en su debut.

"En principio, no habrá grandes cambios para enfrentar" a Colombia, escribió Batista en su cuenta oficial de Twitter.

Resta por ver si Batista mantiene a Carlos Tevez y Ezequiel Lavezzi como acompañantes del inamovible Lionel Messi en el ataque argentino, después que ambos no lograron asociarse bien con el astro del Barcelona en el empate contra Bolivia.

Lavezzi fue reemplazado en ese partido por Sergio Agüero, autor del gol argentino y quien fue el mejor de su equipo.

Es probable que Agüero y el volante ofensivo Javier Pastore salgan como titulares, pero ese empezará a vislumbrarse en los próximos entrenamientos.

Durante la práctica del domingo Agüero y Pastore jugaron para los suplentes, reforzados con un par de juveniles.

Además, Batista modificó los laterales: Zabaleta ocupó la posición derecha de la defensa y Javier Zanetti pasó al lado izquierdo. Si ese se mantiene, Rojo iría al banco ante Colombia.