Un desafiante Ratko Mladic provocó el caos durante su comparecencia ante el tribunal de crímenes de guerra de la ex Yugoslavia el lunes al gritar varias veces a los jueces, desacatar sus órdenes y negarse a hacer responder formalmente a los 11 cargos en su contra antes de que el presidente del tribunal lo expulsara de la audiencia.

Los jueces de Naciones Unidas presentaron el lunes una declaración de inocencia a nombre de Ratko Mladic por 11 cargos tras ordenar al ex jefe militar serbio que abandonara el tribunal durante la lectura de cargos por interrumpir repetidamente la audiencia y negarse a declarar.

El presidente del tribunal Alphons Orie advirtió a Mladic varias veces que no lo interrumpiera mientras que el acusado argumentaba que se le debería permitir la elección de sus propios abogados defensores.

Poco antes de que los guardias de seguridad condujeran a Mladic a salir de la corte, el serbio gritó a Orie , "usted desea imponer mi defensa, ¿qué tipo de corte es esta?"

Después de un breve receso, Orie dio por terminada la audiencia y presentó las declaraciones de inocencia a nombre de Mladic.

Según las normas del tribunal, si los imputados se niegan a responder formalmente a los cargos, se les registra automáticamente una declaración de inocencia.

El ex jefe militar compareció el lunes ante el tribunal de crímenes de guerra de la ex Yugoslavia, a fin de que responda a cargos de genocidio y otras acusaciones, y los jueces se negaron a aceptar la petición de su abogado para la postergación de la audiencia.

Mladic se mostró disruptivo y beligerante desde el principio de la que apenas es su segunda presentación ante la corte de Naciones Unidas tras ser extraditado desde Serbia hace poco más de un mes.

Al inicio de la audiencia, Mladic comenzó a hablar sin respetar el orden, lo que provocó que el juez Alphons Orie le ordenara guardar silencio hasta que se le pidiera hablar. Mladic se quejó de tener problemas de oído.

Se puso una gorra e hizo gestos al público en un abierto desafío a las órdenes de Orie. Hablando fuera de orden, dijo a Orie que deseaba ponerse la gorra porque sentía frío.

Cuando el presidente del tribunal le preguntó si estaba listo para escuchar los cargos, Mladic Mladic respondió: "Usted puede hacer lo que desee".

Orie rechazó la petición del abogado Aleksander Aleksic de postergar la audiencia y dejar de ser el abogado defensor de Mladic, quien pidió otros abogados.

Milos Saljic, el abogado de Mladic en Serbia, anunció el domingo que el acusado tenía previsto boicotear la audiencia para exigir el derecho de elegir sus propios abogados defensores.

El tribunal en La Haya ha pedido más tiempo para revisar la lista de abogados que Mladic ha entregado a fin de verificar sus antecedentes profesionales y la posibilidad de que lo representen. Saljic dijo que Mladic lo quiere a él y a un abogado ruso.

Mladic fue extraditado al tribunal desde Serbia el 31 de mayo después de ser capturado luego de pasar 15 años prófugo. Está acusado formalmente de orquestar las atrocidades perpetradas por fuerzas serbias durante la guerra de Bosnia en 1992-95. De ser condenado, enfrentaría una sentencia máxima de cadena perpetua.