El receptor David Ross pegó su segundo grand slam en su carrera para llevar a los Bravos de Atlanta a una victoria por 5-4 sobre los Orioles de Baltimore.

Ross (4) castigó los lanzamientos del abridor Jake Arrieta, con batazo de vuelta con tres corredores en los senderos.

El receptor sacó la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo cuando tenía la casa llena, sobre la serpentina de Arrieta, que buscaba el tercer out del episodio.

En la lomita el abridor Tim Hudson (7-6) lanzó seis episodios, permitió ocho imparables, dos jonrones, tres carreras, dio tres bases y retiró a seis por la vía del ponche.

Por los Orioles el antesalista Mark Reynolds (17) se voló la barda en dos ocasiones. Su primer jonrón de la tarde fue en el cuarto episodio, con un corredor en base, y repitió el castigó en la sexta entrada, solitario. Ambos jonrones los pegó contra Hudson.

La derrota fue para Arrieta (9-5) en cinco episodios, aceptó seis imparables, un vuelacercas, cinco anotaciones, dio dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche.