Las autoridades de Texas instaron el sábado a los ciudadanos estadounidenses a que eviten viajar a una ciudad fronteriza mexicana durante este fin de semana, que se prolongará por el feriado del Día de la Independencia, tras advertir que los turistas podrían convertirse en víctimas de cárteles del narcotráfico.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas y la Oficina del Alguacil del Condado de Webb emitieron un advertencia sobre los viajes a México, la cual señaló que el cártel de los Zetas planea atacar a estadounidenses que visiten Nuevo Laredo y sus suburbios este fin de semana.

Steven C. McCraw, director del Departamento, señaló que según la información que recibieron, las amenazas pueden incluir robos, extorsiones y robo de auto con violencia contra ciudadanos estadounidenses.

Aunque los funcionarios dijeron que no existen señales de que las actividades relacionadas con el cártel ocurrirán en Texas, el Departamento y las autoridades locales insisten en que están preparadas por si alguna actividad violenta cruza hacia el estado.