El piloto de una réplica del primer aeroplano de la Armada de Estados Unidos de 1911 sobrevivió un aterrizaje forzoso poco después del despegue desde uno de los once lagos en la zona norte del estado de Nueva York, a pocos días de la ceremonia de conmemoración de los 100 años de la aeronave.

La oficina del alguacil del condado de Steuben informó el viernes que la reproducción del Curtiss A-1 Triad despegó del lago Keuka alrededor de las 7:35 de la tarde del jueves y luego se estrelló en el agua justo a las afueras de Hammondsport, a 88 kilómetros (55 millas) al sureste de Rochester.

Fuentes oficiales informaron que el piloto Kevin House, de 58 años, no resultó herido.

El avión fue construido en el Museo Glenn H. Curtiss de Hammondsport. El director del recinto anunció la cancelación de la exhibición del sábado para conmemorar la adquisición del avión original por parte de la Armada.

La oficina del alguacil y la Administración Federal de Aviación investigan la causa del accidente.